Tras la reactivación del programa de trabajo comunitario en la Ciudad de México, de enero a abril, se acumuló la labor en favor de la ciudad de mil 239 personas.

La Consejería Jurídica y de Servicios Legales recordó que, del 24 de marzo al 31 de diciembre de 2020 el trabajo comunitario dejó de realizarse por cuestiones de seguridad a la salud de las personas en virtud de la declaratoria de emergencia sanitaria por Covid-19.

Sin embargo, en este 2021, a través de la Dirección Ejecutiva de Justicia Cívica, la dependencia ha organizado las jornadas de mejora de espacios públicos en coordinación con distintas dependencias y alcaldías programando los espacios a remozar y aportando los enseres y materiales utilizados.

En materia de justicia cívica, de 13 mil 379 resoluciones por infracciones administrativas en lo que va del año, mil 180 fueron de trabajo a favor de la comunidad; mientras que por fotocívicas 59 personas se registraron para pagar su sanción.

Por alcaldía, Cuauhtémoc fue la que mayor número de casos aportó, con 789 infractores; seguida de Álvaro Obregón, con 121.

Durante su arranque en 2019, 387 personas efectuaron trabajo comunitario; los tres primeros meses de 2020 sumaron mil 21; y hasta abril del presente, mil 239. Se estima que la tendencia por la labor comunitaria arraigue progresivamente.

La Consejería destacó que el trabajo comunitario aporta más a la Ciudad que la sanción económica o las horas de arresto.

Expuso que las jornadas se realizan en espacios abiertos y cumplen con las medidas de sana distancia, uso de cubrebocas y gel, entre otras.