El presidente estadounidense, Joe Biden, reafirmó este sábado al primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, su “contundente respaldo al derecho de Israel a defenderse” de los cohetes lanzados por Hamás desde Gaza, a la vez que mostró su “preocupación por la seguridad de los periodistas” tras el bombardeo israelí al edificio donde tenía la sede la agencia estadounidense Associated Press (AP).

Además Biden habló por primera vez con el presidente palestino, Mahmud Abás, en plena escalada de violencia en la región y tras la llegada el viernes del enviado que intenta mediar para conseguir un alto al fuego.

Ambas llamadas fueron confirmadas hoy por portavoces tanto de Netanyahu como de Abás, y coinciden hoy con la sexta jornada de intercambio de fuego entre Israel y las milicias palestinas de la Franja de Gaza.

El Presidente reafirmó su contundente respaldo al derecho de Israel de defenderse contra los ataques de cohetes de Hamás y otros grupos terroristas en Gaza. El presidente condenó estos ataques indiscriminados contra ciudades y pueblos de Israel“, señaló el comunicado divulgado por la Casa Blanca.

Biden lamentó que estos días se han llevado “trágicamente las vidas de israelíes y palestinos, incluidos niños“, y expresó “su preocupación por la seguridad de los periodistas y la necesidad de reforzar su protección”.

Este sábado el ejército israelí bombardeó la torre Al Jalaa, en Gaza, lo provocó el derrumbe del edificio donde se encontraban las oficinas de la agencia AP, así como la cadena Al Jazeera y otros medios, suceso que fue captado en vivo por múltiples cadenas de televisión internacionales.

Según el Ejército israelí, el edificio “contenía activos militares pertenecientes a la inteligencia militar” del movimiento islamista Hamás.

La llamada entre Biden y Netanyahu se produjo en la sexta jornada de intercambio de fuego entre Israel y las milicias palestinas de la Franja de Gaza.

Hasta ahora, la escalada bélica ha dejado al menos 140 palestinos muertos en Gaza, incluyendo 40 niños.

En Israel, por su parte, son 10 las víctimas fatales, 8 de ellas por impacto de cohetes y 2 que fallecieron por caídas mientras corrían a protegerse en refugios antiaéreos.

Todo esto tiene lugar mientras el subsecretario adjunto para Asuntos Palestinos e Israelíes del Departamento de Estado de EE.UU., Hady Amr, se encuentra en la región para intentar mediar entre las partes, tras la visita esta semana de delegaciones egipcias, que no lograron gestionar un alto al fuego durante sus reuniones tanto en Gaza como en Tel Aviv.

En el diálogo con Abás, el primero desde que Biden asumió el cargo a comienzos de año, el presidente estadounidense “dijo estar trabajando para calmar la situación“, según explicó a Efe un portavoz del presidente palestino.

Además, expresó su compromiso con la solución de dos Estados, dijo oponerse al desalojo de cualquier residente palestino de Jerusalén Este ocupado y comentó que había hablado con Netanyahu sobre la importancia de mantener el statu quo en la Explanada de las Mezquitas.

Por otra parte, dialogaron sobre la visita del subsecretario adjunto para Asuntos Palestinos e Israelíes del Departamento de Estado de EEUU, Hady Amr, a la región, que tiene previsto reunirse con Abás el próximo lunes y cuya visita tiene como propósito mediar en la escalada entre Israel y Gaza.