El presidente Andrés López insistió que el gobernador de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, ya “no tiene fuero“, por lo que la Fiscalía General de la República (FGR) tendrá actuar contra el mandatario estatal por el presunto delito de defraudación fiscal.

El pasado 30 de abril, la Cámara de Diputados aprobó el desafuero del gobernador, para que pueda seguir un proceso en que la FGR, quien lo acusa de hechos con apariencia de delitos catalogados como defraudación fiscal equiparada por 6 millones 777.57 pesos.

El viernes pasado, el ministro Juan Luis González Alcántara, ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), desechó la controversia constitucional, promovida por el Congreso de Tamaulipas, contra el desafuero, “por notoria y manifiesta improcedencia”.

Al no haber otra instancia, López sostuvo que debe de proceder la Fiscalía.