Respecto a las constantes críticas sobre su injerencia en torno al proceso electoral, el presidente Andrés López retó a opositores a que si quieren seguir acudiendo a la Organización de Estados Americanos (OEA) e inclusive a la Organización de Naciones Unidas (ONU) para denunciarlo, que lo hagan, ya que no tiene “nada que ocultar“.

Si se quiere ir a la OEA a la ONU a cualquier organismo internacional desde luego que todo podemos hacerlo, todos los ciudadanos, no tenemos en México nada que esconder, ni nada de qué avergonzarnos”, manifestó.

López destacó que en México todos somos libres, el gobierno garantiza el derecho a disentir, todos ponemos denunciar y no hay ninguna limitación, ninguna censura, “prohibido prohibir”.

López reiteró que se tiene que “garantizar la democracia”, que no se repitan las “viejas prácticas” de la compra del voto que ha denunciado desde su conferencia matutina por la entrega de tarjetas y vales de despensa con fines proselitistas.

Lo que tenemos que procurar todos los mexicanos es que se garantice que las elecciones sean limpias y libres, que sean los ciudadanos, mujeres, hombres los que decidan, sin presión, sin tener que recibir despensas o cualquier otra migaja a cambio del voto porque esa era mala costumbre, la compra del voto y el fraude electoral, eso manchaba el nombre de México de tiempo atrás”, comentó.

López aseguró que México es de los países del mundo “con más historias de fraude“.

Insistió que en su gobierno se está “inaugurando una etapa nueva” en donde “no se permitirá el fraude electoral y la compra del voto“.

Queremos que eso quede atrás, que no se utilice a los gobiernos para favorecer a ningún partido, a ningún candidato, que no haya relleno de urnas, que no voten los finados como era antes, que no se falsifiquen las actas, que no haya trampas, que las elecciones sean limpias y libres”, afirmó.