El colombiano Egan Bernal (Ineos), “El Cóndor” de Zipaquirá, dejó encarrilada su victoria en el Giro de Italia al lograr el triunfo en la decimosexta etapa, entre Sacile y Cortina d’Ampezzo, en la que volvió a dar una exhibición de ambición y fuerza para meter aún más diferencia a sus perseguidores de la general.

Bernal se impuso en la que iba a ser la ‘etapa reina’ de la ronda italiana pero que por las inclemencias meteorológicas vio recortada su distancia de 212 a 153 kilómetros y de los cuatro puertos previstos se subieron dos, uno de ellos el Giau, que pasó a ser la ‘Cima Coppi’ de esta edición con una pendiente muy constante y muy exigente con rampas del 9,3%.

  • El colombiano, que llegó en solitario enseñando el maillot rosa que luce desde hace varias jornadas, sacó a Damiano Caruso (Bahrein) y francés Romain Bardet (Team DSM) 26 segundos en meta