El presidente Andrés López desestimó las maniobras que lleve a cabo la oposición para ganar las elecciones y lograr una mayoría en la Cámara de Diputados.

No pasa nada no hay nada que temer. Las guerras sucias no funcionan porque el pueblo de México es un pueblo muy consiente, despierto, avivado, no es susceptible de manipulación, eso quedó atrás”, afirmó.

En su conferencia de este martes, López destacó que uno de los “logros” más importante de los últimos años ha sido el “cambio de mentalidad” del “pueblo de México“.

“Cuando cambia la mentalidad de un pueblo cambia todo y el pueblo de México está a la vanguardia en el mundo, es de los pueblos más consientes más politizados.

No lo han entendido algunos que con las mismas prácticas de siempre, que con las campañas negras, las guerras sucias, la B, con eso van a imponerse, ya no, no se puede poner vino nuevo en botellas viejas”, exclamó.

López aseguró que las “guerras sucias” para “manipular” a la población “ya no funcionan”.

Eso ya no funciona”, dijo.