La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) de México urgió este domingo a evitar la impunidad en el caso de una médica que murió mientras se encontraba detenida en una celda de la Comandancia de la Policía de un municipio del estado de Hidalgo (centro), caso por el que fueron detenidos siete agentes.

En un comunicado conjunto con la Comisión de Derechos Humanos estatal, los organismos condenaron “los lamentables hechos” en los que murió la médica Beatriz Hernández Ruiz, de 30 años, quien, según su familia, fue víctima de violencia policial cuando se encontraba bajo custodia de los agentes municipales de Progreso de Obregón, Hidalgo, después de ser detenida por un accidente automovilístico.

La Procuraduría (Fiscalía) General de Justicia del estado de Hidalgo (PGJH) informó el viernes la ejecución de una orden de detención de siete policías, entre ellos, la directora de la corporación, Estefanía Hernández.

También dijo que los detenidos fueron ingresados en el Centro de Reinserción Social de Mixquiahuala de Juárez para, posteriormente, presentarlos en el juzgado correspondiente y determinar su situación legal.

  • Las dos comisiones de derechos humanos hicieron un llamado “enérgico y urgente” a las autoridades competentes para que las investigaciones, diligencias y debido proceso se hagan con estricto apego a la ley.