Luego de los distintos hechos violentos que causaron terror la tarde del sábado 19 de junio en la frontera de Tamaulipas, se confirmó que un comando asesinó a 18 personas.

El gobernador de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca dijo mediante un comunicado el día de hoy que “Las organizaciones criminales deben recibir por parte del Gobierno Federal una señal clara, explícita y contundente de que no habrá espacios para la impunidad, ni tolerancia ante sus reprobables conductas delictivas”.

El gobernador de Tamaulipas declaró que, en relación con los hechos registrados en Reynosa, mismos que cobraron la vida de ciudadanos inocentes, giró instrucciones para esclarecer a la brevedad lo ocurrido y se proceda contra los responsables.

En el documento también expresó lo siguiente: “Hago un llamado al Gobierno Federal para que cada orden de gobierno asuma su responsabilidad en el combate a quienes amenazan la seguridad, la salud y la estabilidad de todas las comunidades. En mi gobierno no habrá tregua para los violentos”.

“Se investiga ya el móvil de estos actos que afectaron de manera directa a la población civil, en colaboración con el Ejército Mexicano, la Guardia Nacional y la Fiscalía General de Justicia del Estado”.

También expresó su solidaridad a las familias de las víctimas inocentes que murieron como consecuencia de estas acciones del crimen organizado en Reynosa y aseguró lo siguiente “Mi gobierno les dará el apoyo necesario en estos momentos difíciles”.

Los ataques tuvieron lugar el sábado por la tarde en varios puntos del oriente de Reynosa por parte de individuos que iban a bordo de varios vehículos.

Los tiroteos provocaron la movilización del Ejército, la Guardia Nacional, la policía estatal y la fiscalía del estado, que se desplegaron por toda la ciudad.

Imagen