La matanza de 19 personas sucedida en Reynosa, Tamaulipas, se debió al choque entre grupos pertenecientes al Cártel del Golfo que operan en la zona para “sembrar terror” en la población y así ganar territorio, dijo este martes el fiscal del estado, Irving Barrios.

Los Metros operan en la ciudad de Reynosa, Los Escorpiones operan en Rio Bravo -municipio pegado a Reynosa- y Los Ciclones en Matamoros -al este, también sobre la frontera-. Son tres fracciones“, detalló el fiscal sobre la masacre a civiles ocurrida el pasado sábado.

Según relató a un medio local, Los Escorpiones y Los Ciclones se juntaron para “poder entrar a pelear a Los Metros“, por lo que buscaron sembrar miedo en la población para “desestabilizar“.

Entraron disparando a todos lados, (…) se metieron a las tiendas, ingresaron a un taller mecánico, quitaron teléfonos, robaron vehículos, etcétera, todo con la intención de causar terror en la sociedad y desestabilizar la paz que venía habiendo desde hace algún tiempo“, añadió Barrios.

Pasadas 72 horas después del ataque que se llevó la vida de 19 personas (15 civiles y 4 presuntos delincuentes), el único detenido, herido por la Policía estatal en el segundo de dos enfrentamientos, JonathanR“, está en manos de la autoridad judicial.

Según Barrios, esta hipótesis de los enfrentamientos dentro del mismo cártel es la que más fuerza toma hasta el momento, a pesar de lo inusual de este tipo de ataques en dicha zona fronteriza.

Veníamos de tendencia de delitos a la baja y esto viene a ser una mutación en la forma de operar de los grupos criminales aquí en la frontera con Estados Unidos“, terminó el fiscal, quien también detalló que la investigación está ya en manos de la Fiscalía General de la República (FGR), con la que las autoridades estatales están colaborando.

Los tiroteos de los delincuentes el sábado provocaron la movilización del Ejército, la Guardia Nacional, la Policía estatal y la Fiscalía del Estado, que se desplegaron por toda la ciudad.