El misterio que hace famoso al artista callejero Banksy ahora se vuelve en su contra, pues las autoridades le impiden reclamar los derechos de autor sobre varias de sus obras más famosas.

De esta forma, las imágenes que el artista creó para criticar el establishment serán usadas para decorar tarjetas de felicitación.

De acuerdo con el diario The Telegraph, autoridades europeas han reclamado los derechos de autor de varias de sus obras; en concreto, la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea retiró al artista los derechos de ‘Girl with an umbrella’ y ‘Radar rat’.

La institución falló a favor a la empresa británica de tarjetas de felicitación Full Colour Black. Ahora esta compañía imprimirá por miles las obras de Banksy.

El argumento del organismo es que el anonimato del artista le impide poder proteger este arte bajo las leyes de derechos de autor sin identificarse. Es decir, que al no existir un nombre oficial detrás del pseudónimo, no se le puede dar legalmente el crédito de las obras.

También señalan que Banksy estaba actuando “de mala fe” y que “se apartó de los principios aceptados de comportamientos éticos o prácticas comerciales honestas”.

En abril, el mismo tribunal le quitó al artista urbano ‘Flower Thrower’. En mayo, se declaró inválida la marca de propiedad privada de Banksy en la obra de los tres monos ‘Ríete ahora, pero algún día estaremos al mando’, de acuerdo con el portal The Artnewspaper.

Esta lucha legal sobre la propiedad intelectual de las obras tiene su origen en noviembre del 2019, cuando Full Colour Black demandó la cancelación sobre la obra ‘Signo del mono’.

En su libro de 2007, ‘Wall and Piece’, Banksy aseguró que “los derechos de autor son para los perdedores”. De hecho, es bien sabido que, en general, el trabajo del artista anónimo es de uso libre, sin embargo, afirma que tal declaración no es pretexto para despojarlo de sus derechos de propiedad intelectual y comercializar su arte sin su autorización, algo que ha prohibido expresamente.

“Eres bienvenido para utilizar las imágenes de Banksy para entretenimiento personal y no comercial. Imprímelos en un color que combine con tus cortinas, haz una tarjeta para tu abuela, envíalos como si fueran tu propia tarea”, se lee en el sitio web del artista callejero.

“Pero ni Banksy ni Pest Control otorgan licencias de las imágenes del artista a terceros. No utilices las imágenes de Banksy para ningún propósito comercial, incluido lanzar cualquier tipo de mercancía o engañar a las personas para que piensen que el artista hizo algo o lo respalda cuando no es así. Decir que ‘Banksy escribió que los derechos de autor son para perdedores en su libro’ no te da rienda suelta para tergiversar al artista y cometer fraude. Lo revisamos”, puntualizan.