La Secretaría de Seguridad Pública de Tamaulipas informó de la detención y puesta a disposición de cuatro personas, de las que al menos dos estarían involucradas en los ataques armados del pasado sábado donde murieron 15 civiles en el municipio de Reynosa.

Fueron capturados en una incursión del Grupo de Operaciones Especiales (GOPES) donde se liberaron a 18 personas, tres de ellas habían sido reportadas como desaparecidas ante la Fiscalía General de Justicia (FGJ).

Fueron puestos a disposición del Ministerio Publico Ramiro “L”, alias el Wero, José Reynaldo “V”, alias el Flaco, Ricardo Manuel “L”, alias Frankie y/o Pastillas y Alfonso Margarito “A”, alias Simba y/o 41 por el delito de Privación Ilegal de la libertad, a quienes les fueron asegurados dos vehículos marca Nissan modelo versa, cuatro armas largas, dos pasamontañas, 29 artefactos metálicos conocidos como poncha llantas, fornituras y equipo táctico.

De acuerdo con la FGJ, al menos dos de los detenidos tuvieron participación material de los hechos registrados el pasado sábado 19 de junio en el municipio de Reynosa, donde perdieron la vida 15 personas.

La Fiscalía tamaulipeca señaló que lo ocurrido fue un ataque directo cometido por células del Cártel del Golfo contra la población, consecuencia de una disputa por el control de la carretera Río Bravos-Matamoros a la altura del puente Pharr.

Suman cinco detenidos

Por su parte, la Guardia Nacional (GN), indicó que han sido detenidas en total cinco personas por los ataques armados del fin de semana.

“Uno fue en flagrancia y dos ya fueron identificadas plenamente. Además, desde el pasado 20 de junio, la Guardia Nacional reforzó el patrullaje en lugares estratégicos y entradas a la ciudad”, afirmó el cuerpo de seguridad en un boletín.

La GN aseguró que trabaja en coordinación con la Fiscalía General de la República (FGR) y con la Fiscalía General de Justicia del Estado de Tamaulipas para “el esclarecimiento de los hechos y el castigo a los responsables”.

Aunque la Guardia Nacional no aclaró el móvil del crimen, el fiscal del estado de Tamaulipas, Irving Barrios, apuntó a al choque entre grupos pertenecientes al Cártel del Golfo que operan en la zona para “sembrar terror” en la población y así ganar territorio.

En tanto, el presidente Andrés López habló de “un acto de provocación” al prometer que “llegará al fondo del asunto”.

Con información de Milenio y EFE