Las “extremas” condiciones climatológicas que se prevén este martes en el Golfo de México por la tormenta tropical Elsa obligaron a la NASA y a la compañía privada SpaceX a retrasar hasta el miércoles 7 de julio el retorno de una cápsula de carga Dragon desde la Estación Espacial Internacional (EEI).

Según informó la agencia aeroespacial estadounidense, a lo largo de hoy continuarán vigilando el tiempo y los posibles lugares para el amerizaje de la cápsula usada en la misión SpaceX CRS-22, y que el pasado 5 de junio atracó en la EEI con más de 3 mil 300 kilos de material científico y alimentos.

Ciertos parámetros como la velocidad del viento y la altura de las olas deben estar dentro de ciertos límites para garantizar la seguridad de los equipos de recuperación, la ciencia y la nave espacial“, explicó la NASA.

La cápsula de la SpaceX tenía previsto este martes separarse del laboratorio orbital, en el que se ha mantenido adjunto más de un mes, para iniciar su retorno a Tierra, de igual forma con material científico y equipos en desuso de la EEI.

La cápsula despegó el pasado 3 de junio desde Cabo Cañaveral y a bordo de un cohete Falcon 9, con dos grandes paneles solares desplegables en su parte trasera, el primer par de un grupo de seis que la NASA enviará a la estación espacial con miras a aumentar el suministro de energía hasta en 30 por ciento.

Ese primer par de paneles, denominados ROSA por sus siglas en inglés y cuya tecnología ya fue probada en la EEI en 2017, fueron colocados durante salidas espaciales el pasado mes de junio.

La que es la misión de abastecimiento al laboratorio orbital número 22 forma parte de la asociación público-privada de la NASA con SpaceX, la compañía de cohetes fundada en 2002 por Elon Musk, quien también es fundador del fabricante de automóviles eléctricos Tesla.