Mariana Rodríguez, anuncio el día de hoy en su perfil de Instagram que interpuso una denuncia por violencia de género en la CNDH y la CEDH contra el INE: “Las mujeres no somos un accesorio”.

En la publicación solicita lo siguiente: A todas las autoridades competentes exijo respeto a las mujeres, no debemos ser tratadas como un objeto con valor. Lo que hoy está sucediendo se llama violencia política de género.

 

Debido a que considera que la Unidad de Fiscalización del Instituto Nacional Electoral (INE) violentó sus derechos en razón política de género por obligarla a cobrar a su esposo Samuel García la publicidad que hizo en redes sociales en la pasada campaña para gobernador de Nuevo León, Mariana Rodríguez presentó una queja ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) y la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

Mantuvo que el Estado Mexicano está obligado a respetar el derecho a la participación política y a crear escenarios en condiciones de igualdad, sin discriminación y de violencia de cualquier tipo.

La influencer explica que el INE pretende violentar su libertad de expresión y asociación, igualdad y libertad de toda violencia, así como diferentes derechos político-electorales que se establecen en la Constitución.

En sus publicaciones en redes sociales insistió que el apoyo al gobernador electo de Nuevo León son parte de su libertad de expresión y de “manera espontánea”. Negó que fueran espacios comerciales para tratar de sacar ventaja económica.