En días pasados el equipo noruego de balonmano fue multado debido a que el quipo usó shorts cortos en lugar del acostumbrado bikini durante los Campeonatos Europeos.

Situación que creo indignación debido a que los jugadores masculinos pueden usar camisetas holgadas y shorts que llegan a los muslos y a que en días previos se le dijo a una para atleta que el bikini era muy “corta y reveladora”.

 

La multa impuesta es de US$ 1.764 dólares, misma que será pagada por la Federación Noruega de Balonmano (NHF) quienes también aseguraron: “Juntos seguiremos luchando para cambiar las reglas de la ropa, para que las jugadoras puedan jugar con la ropa con la que se sientan cómodas”.

 

Al respecto de esta multa la cantante estadounidense Pink se ofreció a pagar la multa.

 

Desde tiempo atrás el tema del bikini resulta un tema a tratar pues las jugadoras expresan que lo encuentran degradante y poco práctico.

 

Precisamente debido a lo anterior las jugadoras se quejaron sobre la ropa a utilizar en su competencia previa ya que la prenda les resultó restrictiva, incomoda y sexualizada. Después de esta queja decidieron solicitar a la Federación Internacional de Balonmano permiso para utilizar pantalones cortos.

 

El equipo noruego recibió una negativa sobre el tema y el recordatorio de las posibles multas por no seguir las reglas. Al final el equipo optó por utilizar short para el partido contra España y terminó recibiendo la multa.

 

La atleta paralímpica Olivia Breen fue criticada por un funcionario por el short que usó durante el Campeonato Inglés, debido a que eran “demasiado cortos y reveladores”.

 

En 2016 durante los Juegos Olímpicos de Río Doaa Elghobashy de Egipto fue la primera jugadora olímpica de vóleibol de playa en usar un hiyab, generando comentarios por el contraste de las vestimentas. Algunos calificaron esto como un choque cultural mientras otros lo atribuyeron al poder unificador del deporte.

 

 

Durante el Abierto de Francia 2018 Serena Williams usó un catsuit, que le ayudó con un problema de coágulos de sangre después de dar a luz.

Posteriormente le informaron que no le permitirían volver a usar ese atuendo, el presidente de la Federación Francesa de Tenis, Bernard Giudicelli, dijo a la revista Tennis: “Creo que a veces hemos ido demasiado lejos. Hay que respetar el juego y el lugar”.

 

Las gimnastas alemanas usaron trajes enteros en la clasificación femenina en los Juegos Olímpicos y mantienen su posición en contra de la sexualización de la gimnasia.

El equipo alemán había usado atuendos similares durante los entrenamientos y la tres veces campeona olímpica Elizabeth Seitz dijo: “Queríamos mostrar que todas las mujeres, todo el mundo, debería decidir qué ponerse”.

 

 

Las gorras de natación de Soul Cap diseñadas para el pelo africano en los torneos internacionales y la decisión de no permitirlas provocó críticas de muchos nadadores y algunos dijeron que desanimaría a las personas negras a participar en el deporte.

La empresa ha dicho que Fina, el organismo que gobierna los deportes de agua, les dijo que los gorros no son apropiados porque no siguen “la forma natural de la cabeza”. Actualmente Fina asegura revisar la situación.

Elizabeth Seitz