En la historia de la gimnasta estadounidense Simone Biles será una de las mas recordadas en la historia del deporte debido a su habilidad y destreza.

 

El hecho que la hizo destacar debido a que fue algo nunca antes visto en la gimnasia artística fue la ejecución de un doble salto mortal con triple giro, durante el Campeonato de Gimnasia de Estados Unidos el 12 de agosto de 2019.

 

Su historia inicia el 14 de marzo de 1997 en Columbus, Ohio, hija de Shanon Biles y Kelvin Clemins, quienes eran adictos a las drogas y el alcohol y fue la tercera de cuatro hermanos: Tavon, Ashley y Adria.

 

Su madre perdió la custodia de sus cuatro hijos cuando Simone tenía tres años, debido a las adicciones. Por esa razón los niños estuvieron en orfanatos durante tres años hasta que sus abuelos maternos Ron y Nellie decidieron adoptar a Simone y Adria.

 

En enero de 2018, Biles confesó que fue una de las víctimas de abuso sexual de Larry Nassar, el ex médico del equipo estadounidense que fue condenado a más de 175 años de prisión por abusar de 250 niñas y mujeres durante casi 20 años.

 

Este episodio traumático fue sobrellevado con terapia, además de trabajó en la salud mental de una persona de 24 años y la mejor gimnasta del mundo.

 

Hoy, el mundo supo de esos demonios contra los que ella batalla a diario y que los deportistas ya no mantienen ocultos en una habitación.