El director general de Petróleos Mexicanos (Pemex), Octavio Romero Oropeza, consideró que la baja de calificación a la empresa productiva del estado por parte de Moody’s Investors Service tiene que ver con contradicciones metodológicasevidentes“, por lo que expresó su total desacuerdo con la decisión de la agencia calificadora.

Nos parece una acción falta de profesionalismo de parte de esta calificadora, falta de ética, en suma hasta vergonzoso“, dijo en una llamada con inversionistas el director general de Petróleos Mexicanos (Pemex), Octavio Romero Oropeza, quien señaló que en Moody’s “sabían” que la empresa iba a presentar unos “resultados positivos”.

La agencia rebajó el martes la calificación de Pemex de Ba2 a Ba3 con perspectiva negativa porque estimó que la necesidad de liquidez aumentará “en los próximos tres años debido a los altos niveles de vencimiento de deuda“.

Deuda al alza

La compañía, una de las más endeudadas del mundo, reportó este miércoles que su deuda financiera aumentó en lo que va de año 0.9 por ciento hasta 114 mil 568 millones de dólares.

Romero Oropeza contestó a Moody’s que el vencimiento de deuda “va a ser pagado por el gobierno federal“, que también se encarga de la construcción de la refinería de Dos Bocas en Tabasco y de la compra de la refinería de Deer Park en Texas, por lo que dichas operaciones no afectan a las arcas de la empresa.

Expresar a los inversionistas que no se preocupen. Pemex nunca va a dejar de honrar sus compromisos de deuda. Tenemos el respaldo del gobierno federal“, afirmó Romero Oropeza, quien criticó “contradicciones metodológicas” en el análisis de la calificadora.

En una rueda de prensa posterior, la vicepresidenta de Moody’s Investors Service, Nymia Almeida, respondió que no han cambiado la “metodología” y que la obligación de la agencia es “reflejar el riesgo creciente en el negocio de Pemex“.

Almeida predijo que a pesar del apoyo del gobierno federal, la operación de la compañía “va a seguir provocando un déficit en el flujo de efectivo” y que “no tendrá capacidad de pagar sus propias inversiones con sus recursos“.

La analista del Banco Base, Gabriela Siller dijo a Efe que la calificación de Pemex “es tan baja que se considera como deuda basura” y debido a su importancia para el Estado, Pemex se considera “el mayor riesgo” para la calificación de la deuda soberana de México.