La tormenta Nicholas se convirtió este lunes por la noche en un huracán de categoría 1 -de un máximo de 5- frente a la costa de Texas (EE.UU.), en el Golfo de México, informó el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos.

A las 22.00 hora local (03.00 GMT del martes), el ojo de Nicholas se ubicaba 30 kilómetros al sureste de Matagorda y 75 kilómetros al suroeste de Freeport, mientras avanzaba a unos 17 kilómetros por hora con vientos sostenidos de hasta 120 kilómetros por hora.

El pronóstico del Centro Nacional de Huracanes es que Nicholas lleve intensas lluvias, fuertes vientos y crecidas del nivel del agua en áreas de la costa central y norte de Texas, una zona acostumbrada al impacto de tormentas.

Estas predicciones apuntan a que Nicholas tocará tierra en “las próximas horas” en la costa de Texas y que se moverá sobre la zona suroriental de este estado sureño el martes antes de entrar en Luisiana el miércoles.

  • Se espera que el huracán mantenga su fortaleza actual hasta tocar tierra, cuando se espera se debilite y vuelva a convertirse en tormenta tropical.