El suizo Konny Looser (Hinwill, 32 años), comentó antes de debutar el pasado domingo en la Titan Desert que no tenía experiencia alguna de navegar en inmensos escenarios como el desierto ni de superar dificultades como las dunas. Cinco etapas después volvió a hacer honor al maillot rojo de líder con una clara victoria en la quinta etapa, en la que se doctoró en las inmensas montaña de arena de Erg Chebbi.

El ciclista helvético, un especialista en pruebas de maratón, donde fue campeón del Mundo sub’23, dio una lección en una durísima jornada de puro desierto en la que superó con notable alto el paso de las dunas y con sobresaliente la prueba de navegación, ya que el recorrido no estaba señalizado.

Esas pericias y las fuerzas que lleva en sus finas piernas le llevaron a coronar en solitario la etapa con salida y meta junto a las esculturas de arena de Erg Chebbi, de 107 km de recorrido.

Looser, a un paso del éxito en su estreno en el desierto marroquí, atravesó la meta con un tiempo de 4h.02.49, siempre sonriente, con la impresión de llegar de dar un simple garbeo en bici. Superó en 1.55 minutos a los españoles Haimar Zubeldia y Julen Zubero, que precedieron a Josep Betalú, el primero en pasar el primer tramo de dunas, pero cuarto al final, de la etapa, a 2.57.