Vecinos de la alcaldía Iztacalco se manifestaron en los alrededores de la puerta 6 del Autódromo Hermanos Rodríguez para pedirle a la Fórmula Uno el cambio de nombre del Gran Premio de México.

Con pancartas de colores en las manos y airados gritos, al menos una docena de personas exigieron que, de ahora en adelante, la gran competencia del automovilismo en el país se llame Gran Premio de Iztacalco.

A decir de los manifestantes, lo anterior supondría un reconocimiento para la alcaldía gobernada por Armando Quintero, además de que se verían beneficiados con los recursos que genera la competencia.

Los vecinos dijeron no oponerse a la realización de la competencia pues reafirmaron que el fin de su manifestación pacífica obedecía a que buscan que Iztacalco sea reconocido a nivel mundial.

En declaraciones de una vecina participante en la manifestación expresó que la derrama económica que genera la competencia debería de verse reflejada

A decir de los manifestantes, lo anterior supondría un reconocimiento para la alcaldía gobernada por Armando Quintero, además de que se verían beneficiados con los recursos que genera la competencia.

Los vecinos dijeron no oponerse a la realización de la competencia pues reafirmaron que el fin de su manifestación pacífica obedecía a que buscan que Iztacalco sea reconocido a nivel mundial.

En declaraciones que recoge Reforma, una vecina participante en la manifestación expresó que la derrama económica que genera la competencia debería de verse reflejada en mejoras urbanas y necesidades de la alcaldía.

De acuerdo a la manifestante, existen actualmente en la demarcación problemas de baches, agua y basura.

Según el presidente de la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo de la Ciudad de México, Nathan Poplawsky, se prevé que el evento arroje una derrama económica de 13 mil 804 millones de pesos.

Asimismo, añadió que los sectores más beneficiados por este evento serán el turístico y el de comercio.