Los archivos de la investigación del colapso en la Línea 12 del Sistema de Transporte Colectivo Metro (STC) están “totalmente a salvo”, luego del incendio ocurrido el pasado lunes 13 en un inmueble de la Secretaría de Obras y Servicios (Sobse) del gobierno capitalino, informó el vocero de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJCDMX), Ulises Lara.

Sobre la causa del incendio, dijo que los dictámenes periciales sobre el incendio en el inmueble ubicado en la avenida Universidad 800, colonia Santa Cruz Atoyac, alcaldía Benito Juárez, determinaron que fue un corto circuito.

En un videomensaje en el que no se permitieron preguntas de la prensa, Lara López presentó fotos de lo que, dijo, son los anaqueles donde están los archivos de la tragedia de la “Línea Dorada” y dijo que “es falso que haya resultado afectada” esa documentación.

Los archivos, aclaró, “se ubican en otro inmueble, distante al que resultó afectado por la conflagración. Toda la documentación relacionada con archivos de la Línea 12 se encuentra debidamente resguardada en un sitio de acceso restringido y vigilado permanentemente”.

Así lo dijo, luego de que el pasado martes 14, Teófilo Benítez, abogado de víctimas de la tragedia de la L-12 pidió por escrito a la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, y a la fiscal Ernestina Godoy, aclarar si hubo archivos y cuáles del Proyecto Metro y de la citada línea destruidos por el incendio.

Ulises Lara agregó que los dictámenes periciales sobre el incendio del inmueble que alberga oficinas administrativas de la Sobse, de su Órgano Interno de Control y del Instituto Local de Infraestructura Física Educativa (ILIFE), ya fueron integrados a la carpeta de investigación abierta por el delito de daño a la propiedad.