El presidente Andrés Manuel López Obrador, anunció este miércoles que abrirá los archivos de la Marina por su presunta participación en la «Guerra sucia», un periodo entre los años 60 y 80 caracterizado por la represión militar y las desapariciones forzadas contra disidentes políticos.

“Desde ahora puedo informar que se autoriza que se abran también, como se está haciendo en la Secretaría de la Defensa, los archivos de la Secretaría de Marina», declaró el mandatario en su rueda de prensa matutina.

López Obrador hizo este anuncio al responder un cuestionamiento de un periodista del portal Contralínea, que accedió a informes de la Unidad de Inteligencia Naval que calificaban de «delincuentes rabiosos» a movimientos sociales y que vigilaban a guerrilleros de la época.

El mandatario recordó que existe una Comisión para el Acceso a la Verdad, el Esclarecimiento Histórico y el Impulso a la Justicia, creada en octubre de 2021, mientras que los archivos del Ejército están abiertos desde junio pasado.

“Hay instrucciones para que se permita la entrada a archivos militares, desde luego, de todas las instituciones del Gobierno, y creo que no habría ningún problema en hacerlo en el caso de la Secretaría de Marina», recalcó.

Desde finales de la década de 1960 hasta parte de la de 1980, el Estado mexicano, dominado entonces por el hegemónico Partido Revolucionario Institucional (PRI), persiguió a disidentes políticos, líderes sociales, campesinos y estudiantes, lo que dejó cientos de desaparecidos.

En 1977, la activista Rosario Ibarra de Piedra fundó el Comité ¡Eureka!, formado por madres que buscaban a sus hijos capturados por las fuerzas del Estado y que contabilizó al menos 564 desaparecidos por la «Guerra sucia».

El presidente López Obrador, quien llegó al Gobierno en diciembre de 2018, ha prometido esclarecer lo ocurrido en esa época.