Para los Tuzos del Pachuca ya no hay mañana, contra Atlas se juegan su última carta para meterse a la liguilla, pues aunque dependen de combinaciones, todavía tienen que echar el resto y ganar para clasificarse, por lo que este sábado saldrán a la grama del Hidalgo a embolsarse esos tres puntos y cruzar los dedos para pasar, ante unos Rojinegros que despiden a su capitán y leyenda, Rafael Márquez, a quien se realizará un homenaje.

El técnico de los Tuzos, Diego Alonso, consideró que para este compromiso, su grupo de jugadores se encuentra muy bien, “están enchufados, en las últimas tres o cuatro semanas han tenido una intensidad parecida a lo que estábamos habituados en cuanto a la generación en los entrenamientos, en la intensidad de los ejercicios, en el positivismo a la hora de jugar, de ayudarnos”.

El estratega uruguayo reconoció que sí dependen de un resultado para calificar, “pero el resultado más importante es el nuestro”.

Aseguró que en el grupo se han enfocado en hacer una gran semana y preparar bien el encuentro contra un rival que ha tenido un paso ascendente, con un cambio radical en la forma de jugar y que se lo ha puesto difícil a todos los equipos a partir del cambio de técnico.

Sabemos la dificultad que vamos a tener, ante chicos jóvenes y jugadores que se quieren mostrar, que quieren quedarse en su equipo. Nosotros tenemos que tratar también de imponer condiciones, de buscar una energía que demuestre también que queremos estar en liguilla y que queremos ganar y para eso tenemos que hacer nuestro trabajo”.

 


Sobre el homenaje a Rafael Márquez, Alonso reconoció que es alguien emblemático en el futbol mexicano, que tiene una identificación con Grupo Pachuca al haber jugado en León, donde hizo historia.

Es por demás justo que le hagan un homenaje a una figura con la trayectoria como Rafael Márquez, y a su vez, por el legado que ha dejado a todas las generaciones que vienen”.

Indicó que no encuentra nada negativo en lo que va a venir a jugar Atlas, pues aunque ya no tienen posibilidades de calificar, al analizar cómo están jugando, se puede notar el cambio que han tenido, pues el entrenador le ha venido muy bien a los zorros.

También tienen el aliciente de despedir en el último partido, no al capitán del Atlas, sino al capitán de México, alguien emblemático, sin duda uno de los mejores jugadores de la historia de este país, así que me imagino que tratarán de dar el 100 por ciento y nosotros trataremos de recibirlos bien, de recibir a Rafa bien, de homenajearlo bien, pero que el partido pase por nosotros y que podamos ganar”.

Sobre la reacción al final del torneo, dijo que en el futbol hay poca memoria, pues muy poca gente recuerda que Pachuca jugó hasta el 22 de diciembre la final de Copa, mientras los demás equipos estaban haciendo su pretemporada.

Mucha gente se olvida de todo lo que conseguimos, y todo lo que tuvimos que vivir, el Mundial de Clubes, la exigencia, la satisfacción del Mundial, venir, bajar del avión, volver a viajar al Monterrey, competir por una final nuevamente porque no estaba en la historia del club, tener que dar descanso a los jugadores porque no habían tenido descanso, venir, entrenar y volver a arrancar a jugar”.

Alonso consideró que los primeros 6 partidos de Pachuca, a pesar de no haber tenido descanso más largo para el esfuerzo que se había tenido, y poder entrenar un poco más de tiempo, esos 6 partidos fueron los mejores pero no se consiguieron los resultados.

Cuando no se consiguen los resultados eso genera inseguridad, teníamos gente nueva, entre que no podíamos conseguir resultados y la gente que había llegado, la gente nueva necesitaba periodo de adaptación y nosotros estamos dispuesto a dárselo, pero en ese momento necesitábamos de los resultados deportivos”.

Así que poco a poco a medida que pasó el torneo, el equipo se ha encontrado mucho más y mejorando, “tuvimos que reinventarnos en la forma de jugar”.

Reconoció que ya no tienen extremos tan veloces como se tenía antes, pero han hecho modificaciones con Honda, Aguirre, Palacios, jugando diferente y a medida que se fueron encontrando y generando un equilibrio, “se ha podido encontrar un equipo agradable a nuestros ojos y que pueda ser contundente en ofensiva y ganar partidos, nos costó un poco pero creo que hemos ido encontrando la forma y hoy por hoy tenemos posibilidades de calificar, somos el equipo más goleador y nos hemos tenido que reinventar en la forma de jugar, para encontrar un equipo que pueda volver a competir contra las grandes potencias”.

Indicó que hay jugadores en cantera para volver a jugar en los extremos, quienes están en los equipos de Mineros o Everton de Chile, además de jugadores prestados en otros equipos.

Alonso consideró que los puntos que se quedaron en el camino por malas decisiones arbitrales no pesan, ni los lamentan, sino lamentan más los puntos perdidos al no haber sido operantes en algunos partidos.

Mostró su respeto a todos los jugadores que participaron en ponerle fin al Pacto de Caballeros, pues no hay una sola persona que pueda generar un movimiento y llevarlo adelante, reiterando el respeto a los futbolistas que luchan por lo que creen justo e intentan tener un bien común.

Mencionó que hay situaciones atípicas a nivel mundial, y esta era una de ellas, pues a nivel mundial no sucede, ya que se tiene la libertad de elegir club y poder jugar, “me parece que con el tiempo todo se va normalizando en todos lados”.

Keisuke Honda / Foto: José Cuevas
Keisuke Honda / Foto: José Cuevas

Sobre la versión de que el mediocampista japonés, Keisuke Honda, saldría del equipo al terminar el torneo, en principio elogió su proceso de adaptación al futbol nacional, a pesar de venir lesionado, ya que dijo “es un crack“, al señalar que es una persona que intenta ser mejor, superarse, ayudar a sus compañeros y tiene la humildad necesaria para poder sentarse con el entrenador para conversar qué necesita para poder ser mejor, además de reconocer que es un jugador decisivo.

Sobre el futuro de Honda, dijo que su futuro inmediato es el próximo fin de semana, de calificar y poder jugar liguilla, y después de eso será el Mundial, “no creo que nada ni nadie le pueda sacar ese foco como los futbolistas que tienen posibilidad de jugar a un Mundial, no hay competencia más importante en el mundo que jugar un mundial con la selección. Todo lo que venga después de eso lo analizará, él dejó muy claro que después del Mundial tomará una decisión”.