Empresas extranjeras presionan al gobierno mexicano para que la obra del Tren Maya sea licitada internacionalmente, esperando con ello desplazar a las empresas nacionales deseosas de llevar a cabo este proyecto.

Necesitamos del apoyo de los gobiernos estatales para que sean empresas mexicanas las que nos beneficiemos con esta obra”, señaló al respecto Elías Pardo Sánchez.

El presidente de la Asociación de Industriales de Ciudad Sahagún hizo un llamado al gobernador del estado, Omer Fayad Meneses, y a los gobernadores del resto de las entidades federativas, a conformar un frente común que asegure que el Tren Maya sea construido por empresas mexicanas.

Tras la reunión de empresarios mexicanos con el presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador, el representante de los industriales aseguró que varias empresas extranjeras están presionando fuertemente a México para que esta obra sea licitada a nivel internacional y puedan participar.

Se trata de empresas muy fuertes, con mucho capital, que consideran poder desplazar a los empresarios mexicanos que han estado participando en el proyecto desde que fuera anunciado.

Estas empresas extranjeras están peleando, mientras que las mexicanas pelean también para que la licitación sea nacional, en lo que estamos totalmente de acuerdo, por lo que los gobiernos estatales tienen que incidir para que se nos quede la obra a los mexicanos.”

Tras la citada reunión, Elías Pardo aseguró que si bien existe oposición, hasta de ambientalistas, a este proyecto, la realidad es que “ya recorrimos esta zona y las vías del tren ya existen, así que no habría tal daño”. Una situación que consideró, no supondrá un problema mayor.

El Tren Maya “ya está”

El presidente de los industriales de Ciudad Sahagún informó que este proyecto “ya está; es un hecho”, y que ha comenzado a ser ejecutado.

La obra está en firme; ya se están preparando las licitaciones para las obras primarias, que son terraplén, apertura de brecha, tendido de durmientes y luego tendido de riel.”
Incluso, informó, “ya se están negociando precios de los materiales que tienen que ver con la fijación de los rieles.”

Hasta ahora el problema más importante que visualizan los industriales e inversionistas mexicanos es la presión de las empresas extranjeras.

Destacó Elías Pardo, sin embargo, que esta obra, como muchas otras más contempladas por la presente administración federal, puede y debe ser ejecutada por empresas mexicanas, pues aseguró, se cuenta con la capacidad para realizarlas.

Aunado a ello, el que sean empresas mexicanas, capital mexicano, el que se encargue de estas obras, asegura que los beneficios económicos que estas generen se quedarán y reinvertirán en México, que tanto requiere en los momentos actuales de una reactivación de su economía.

COMPARTIR