Pachuca.-Ante el panorama que se avecina no solamente en el país sino en el estado y los municipios con los efectos de por sí ya negativos de la pandemia del Covid-19, de acuerdo con líderes de partidos y todo tipo de actores políticos, desde aspirantes a los diferentes cargos de elección popular hasta militantes de los diferentes organismos políticos en la contienda para presidentes municipales comienzan a verse preocupados y ocupados con lo que pueda suceder en las siguientes dos semanas en las que tiene que haber un nuevo pronunciamiento de las instancias electorales para retomar o mantener suspendido el proceso de elección.

La semana que inicia y la siguiente serán cruciales para que se determine de acuerdo al comportamiento de la pandemia sí se retoma el proceso de elección de alcaldes ya que se lo contrario tendrá que suceder lo que muchos actores políticos temen y que es la designación de Consejos Municipales, lo que representaría solamente que los partidos y nuevos alcaldes dejaran de gobernar por lo menos medio año, lo que para la gran mayoría de la población no tiene mayores repercusiones, no así para los institutos políticos que en esta elección deberán demostrar la fuerza que tienen para enfrentar el proceso de elección del próximo año.

Se asegura que políticamente la elección de alcaldes en el estado será determinante para saber entre otras cosas, cuáles serán los partidos que podrían desaparecer o comienzan una nueva etapa de fortalecimiento para que a su vez puedan enfrentar en el caso de Hidalgo una nueva elección en el 2022 que será para gobernador del estado para la cual es posible que ya hayan desaparecido más de tres partidos pero con el  resurgimiento de otros más que se niegan no solamente en cambiar sino en desaparecer.

Sin embargo por la manera en que Hidalgo enfrenta los efectos de la enfermedad con un desfase de al menos un mes en comparación con otras regiones del país, es probable según politólogos, que haya un nuevo aplazamiento del proceso electoral que en caso de que ya se haya superado en su mayoría la contingencia sanitaria, la elección podría celebrarse antes de finalizar el año en curso.

Sin embargo y pese a la manera en que les va afectar políticamente nadie se ha atrevido hacer lo que piensan respecto a la necesidad que tienen para que se retomen las actividades políticas para la elección de alcaldes, además de que saben que enfrentarían las peores críticas porque hasta el momento porque demostrarían que anteponen sus intereses por encima de la salud de la ciudadanía.

Pero como en todo lo que sucede en el país y el estado, hay que esperar a que se desarrollen los acontecimientos de la pandemia para que las cosas y se comience a regresar a la normalidad y con ello se defina respecto a lo que sucederá con el proceso de elección de presidentes municipales en el estado, ya que de acuerdo con especialistas y autoridades electorales, aún se está a tiempo de que se reinicien las actividades en las siguientes dos semanas ya que de lo contrario no habrá otra alternativa más que designar el Congreso del Estado los Consejos municipales.

En realidad para la gran mayoría de la población hasta la que al inicio de la pandemia se encontraba escéptica y que conforme conoce casos de decesos más cerca de ellos se han convencido de que es cierto lo de la pandemia, además de que como resultado de esa falta de credibilidad la situación ha llevado a que en el estado se tenga un retraso en la contención de la contingencia sanitaria y con ello que se pueda regresar a la “normalidad en el menor tiempo posible, se ha comenzado a cuidar más y se ha dado cuenta que en caso de no cooperar la el regreso a una vida cotidiana puede tardar más tiempo de lo esperado, al menos en el estado.

FOTOEspecial
COMPARTIR