Alrededor de las 10 horas, diversos comerciantes del Centro de Pachuca levantaron las cortinas de sus locales, como forma de protesta simbólica para pedir la reapertura de los negocios no esenciales, bajo el lema “abrimos o morimos”.

Los comerciantes, pertenecientes el grupo Procentro, se vistieron de negro y con pancartas, pidieron a las autoridades entablar una mesa de diálogo para que los negocios puedan reabrir, ya que hace cuatro semanas fueron suspendidas las actividades no esenciales en algunos municipios de Hidalgo.

“Hoy se cumplen las cuatro semanas que nos pidieron cerrar y todavía no tenemos respuesta, estamos esperando hablar con el municipio para saber qué va a pasar con nuestros negocios”, manifestó Ramiro Gutiérrez, presidente de Grupo Procentro.

Durante la manifestación, catalogada como pacífica, Gutiérrez indicó que no se le permitió a ningún negocio vender productos, pues acataron las reglas establecidas por el municipio. “Sólo queremos que nos dejen trabajar”, expresó.

Por su parte, personal de la Dirección de Reglamentos y Espectáculos de Pachuca, se hizo presente en la protesta, quienes indicaron que buscarían una reunión con el alcalde, Sergio Baños Rubio, acerca de la situación del comercio en la capital del estado.

A las 12 horas, los negocios comenzaron a bajar las cortinas, pues fue lo establecido por la organización, sin embargo, refirieron que de no tener una solución, volverían a manifestarse de forma pacífica.