Bethel García Vargas

La semana pasada en mi columna, le comentaba sobre la inauguración de los Juegos Olímpicos Tokyo 2020, en donde ya habíamos empezado a ver competir a algunos atletas mexicanos en ciertas ramas deportivas, como fue canotaje, gimnasia masculina, futbol, etcétera, en las cuales se dijo que se esperaba mucho de todos los deportistas, porque como dicen en mi pueblo “para eso van”.

Pero en esta primera semana, en la que por supuesto por la diferencia de horarios algunas justas olímpicas no hemos podido ver, pero por lo que he visto en mis redes sociales el apoyo de nuestros connacionales se ha hecho presente para todos los deportistas, a través de mensajes en sus redes sociales, subiendo alguna fotografía, pues debido a la pandemia los encuentros deportivos son a puerta cerrada, no se respira la misma sensación que cuando escuchas una porra o tu nombre entre la gente.

También he notado que muchos que dicen apoyarlos se han quejado, pues en varias disciplinas han quedado en un 4to lugar y no logran llegar al podio, que para que van sino van a traer una medalla, que mínimo una de bronce, a la clavadista que le salió mal el clavado hace un par de días y tuvo que caer sobre sus pies y le pusieron cero, se quejaron que tanto para nada, pero parece que no vieron que anteriormente para clasificar ahí tuvo que haber hecho muchos más que le salieron bien y solo se quedan con la imagen de que tuvo cero.

Todos los que están en los Juegos Olímpicos han pasado por otros torneos en donde ha sido los mejores para representar al país, no están ahí por un “dedazo de alguien a quien le caen bien”, la gran mayoría de los que están en Tokio compitiendo contra otros están orgullosos de ser mexicanos y representar un país como México, con sus colores y tradiciones, por su gente que sabe que los va apoyar como saben que apoyan a la selección nacional en los mundiales, pero por lo que se vio no todos los que fueron se sintieron identificados con los colores de nuestro país.

Hace unos días circuló que una atleta mexicana encontró los uniformes de varias integrantes del equipo de sofbol mexicano, los cuales estaban en bolsas de plástico tirados en la basura, incluso no solo el uniforme para competir, sino también el vestuario que usaron en la inauguración, el traje de gala el cual tenía una parte del traje cosida a mano, lo cual la hace única para cada miembro de la delegación mexicana.

Fue algo muy lamentable y triste para muchos mexicanos, incluyéndome, pues llegar hasta unas olimpiadas y portar los colores de tu país seguramente debe ser un gran orgullo como para tirar algo tan significativo a la basura, muchos deportistas que se encuentran todavía compitiendo en los JJ.OO., lamentaron las acciones que tuvieron al tirar la ropa, pues saben que son años de esfuerzo para llegar ahí.

El momento en donde entendí porque lo habían hecho, fue cuando me enteré que son mujeres que nacieron en Estados Unidos y su única conexión con el país son sus padres de ascendencia mexicana, tal vez por eso botaron los trajes, pero aun así fue algo muy feo ver que no les importó.

Pero no dejemos de apoyar a los mexicanos que aún quedan por competir, aunque sea un cuarto lugar, es algo muy valioso, pues son los cuartos mejores del mundo en esa disciplina, diario entrenaron y se prepararon para llegar ahí, muchos con sus propios recursos se han entrenado, y a eso sumarle que no tienen un público físico que los aliente, debe ser algo completamente distinto a otra ocasiones.

Apoyemos y sigamos orgullosos de nuestros deportistas, y al igual que ellos usemos correctamente el cubrebocas, lavémonos las manos y vayamos a que nos pongan la vacuna cuando nos toque. Hasta la próxima.

bethgva@gmail.com