Valentina Alazraki Crastich, corresponsal de Televisa en El Vaticano, visitó este lunes Tulancingo donde contó su experiencia como la periodista más cercana al Papa durante 47 años.

Desde el claustro de la Catedral de Tulancingo, el cura Juan Bautista presentó a la escritora y periodista, quien ha cubierto los papados de San Juan VI, Juan Pablo I, Juan Pablo II, Benedicto XVI y Francisco, acumulando 154 viajes pontífices durante las más de cuatro décadas de trabajo periodístico.

Alazraki narró que gracias a su madre, que trabajó en Televisa, fue que se convirtió en corresponsal de dicha televisora en el extranjero, «un día serás mis ojos y oídos en El Vaticano», le dijeron al partir a Italia.

Con 23 años de edad, la comunicadora inició su labor para convertirse en el puente  entre el pueblo mexicano y El Vaticano, lo cual le ha dado la oportunidad de dar a conocer la parte humana de quienes han encabezado la iglesia católica.

A pesar de que el periodo de cobertura de San Pablo VI y Juan Pablo fue breve, Alazraki recordó con alegría los 26 años del ministerio de Juan Pablo II, a quien le puso un sombrero de charro antes de su visita a México; asimismo, resaltó su relación con el actual Papa, que la reconoció por su trabajo, e incluso festejo su cumpleaños en un viaje con periodistas.

«Es un bagaje de experiencias muy rico. Lo que me llevó de todo esto es toda la cercanía y cariño que he recibido por ser la mexicana más cercana al Papa; quiero agradecer ese cariño y que me siguieran durante tanto tiempo», concluyó.