Revisar que se ha hecho con el Impuesto Sobre Nóminas (ISN) y a dónde va, así como revertir la concesión del servicio de agua potable, apertura a las empresas poblanas en la obra pública, privilegiar el consumo de productos de Puebla y detonar una estrategia que revierta los actuales niveles de inseguridad pública, postuló el precandidato del PRI al gobierno del estado, Enrique Doger Guerrero.

En el encuentro privado con el Instituto Político Empresarial (IPE), diseñado en 1998 para convertirse entonces en el cuarto sector del Revolucionario Institucional con los precandidatos al Ejecutivo Estatal, Municipal, Senadurías y diputaciones, Doger Guerrero postuló que esta es la nueva batalla de Puebla, por su rescate y para la no reelección.

Acompañado del exjefe de la Sexta Región Militar, General Mario Ayón, así como por los precandidatos al Senado, Juan Carlos Lastiri y Citlalic Ceja; a la presidencia municipal, Guillermo Deloya, y a la diputación por el Distrito 11, Ramón Fernández, el hoy precandidato de unidad priista sostuvo que antaño en Puebla no había crimen organizado y que el huachicol creció de 100 a mil 600 tomas clandestinas.

Doger Guerrero sentenció que la obra y el gasto público privilegiarán a empresas de Puebla, que se privilegiará el gobierno electrónico para evitar mordidas y se revisará el ejercicio del Impuesto Sobre Nóminas.

Convocó a debatir proyectos y trayectorias, considerar la disyuntiva de continuidad o cambio, al llamar a no apostar a una “izquierda delirante” que fue cómplice de la llegada del morenovallismo a Puebla y ahora lo traicionó.

Por su parte, el presidente del Instituto Político Empresarial, Héctor Arronte Calderón, resaltó que el IPE se apuesta por ser un canal abierto y de constante interlocución, que apuesta a coordinar, agrupar y representar.

Mientras, el presidente de la Asociación de Empresas de la Construcción (AECO),  Jesús Alarcón Cardoso, aseveró que hay un clima de inseguridad y marginación, al solicitar condiciones de equidad, apertura, escucha y oportunidades para todos.

El precandidato al Senado, Juan Carlos Lastiri, se convirtió en el “Monroe” poblano: “Puebla para los poblanos” y refirió que el priismo tiene una propuesta de unidad y construcción de alternancias, para buscar un estado competitivo, seguro y que genere unidad, pues “no es un sueño poder competir con las regiones de México”.

En tanto, el precandidato a la presidencia municipal de Puebla, Guillermo Deloya Cobián, reiteró que la capital del estado es la segunda zona urbana del país con mayor pobreza extrema.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here