Tehuacán. En la Reserva de la Biosfera Tehuacán-Cuicatlán (RBTC), se ha reportado la presencia de por lo menos 47, del total de 140, especies de murciélagos, divididas en sesenta géneros, existentes en el territorio nacional.

Fernando Reyes Flores, director de la dependencia federal, explicó que continúan las acciones de monitoreo biológico, tendientes a detectar nuevas especies del mamífero, mismo que juega un papel crucial en el mantenimiento de la estructura, composición y diversidad de la vegetación de esta Área Natural Protegida (ANP), al grado que su desaparición acarrearía daños irreversibles a la biodiversidad.

El biólogo de profesión señaló que sólo una de las especies localizadas es hematófaga, es decir, se alimenta de sangre de animales, por lo que también se están llevando a cabo acciones de derriengue en el ganado.

Los también conocidos como ratones viejos o chinacates, son los únicos mamíferos que pueden volar y son los más “incomprendidos” del reino animal. Son pocos los que vuelan de día, la mayoría son nocturnos o crepusculares y, por lo general, descansan en cuevas, túneles, oquedades, casas abandonadas o en cualquier otro sitio que posea cierta oscuridad.

De igual forma, predominan los que duermen entre las ramas de los árboles, pegados a la corteza, en troncos huecos, hojas de palma dobladas, nidos de pájaros carpinteros y hasta debajo de los puentes.

Contra la creencia de que son ciegos, sus ojos, aunque pequeños, son funcionales, su vuelo lo dirigen por un sistema de radar que les permite detectar los obstáculos y la distancia a la que se encuentran.

En aquellos que son insectívoros, dicho sistema es usado para atrapar a sus presas en pleno vuelo y hasta para localizar peces en el agua. Su alimentación es extremadamente variada, hay los que comen carne (peces, ratones, ranas), polen, néctar de las flores, frutas diversas e insectos y algunos toman sangre, de ahí su mala reputación y la creación de leyendas como la del Conde Drácula.

Los insectívoros equivalen al 80 por ciento de los géneros presentes en la República Mexicana , por lo cual realizan una invaluable labor como controlador biológico de plagas, lo mismo que los que consumen polen, ya que en la RBTC una gran cantidad de cactáceas, magueyes y otras plantas pueden propagarse gracias al polen que estos animalitos alados llevan de un lugar a otro.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here