Maestros y padres de familia, adheridos a la Alianza de Maestros y la Unión Nacional de Padres de Familia, pidieron a legisladores, “no quitar ni una coma de la Reforma Educativa”, aprobada la semana pasada por las comisiones unidas de Educación y de Puntos Constitucionales de la Cámara de Diputados y no postergar más su aprobación en el Pleno. 

Leticia Velázquez Gutiérrez, presidente de la Unión de Padres de Familia de Puebla y Víctor Hernández, presidente de la Alianza de Maestros en Puebla aseveraron que “postergar o modificar la iniciativa ya aprobada en comisiones, sembraría un pésimo precedente para la democracia y afectaría gravemente el derecho de todos los mexicanos, principalmente los niños y jóvenes a contar con una educación de calidad”. 

Gutiérrez Velázquez afirmo que “lo que está en juego, es el control de plazas magisteriales y el control político y económico que se puede dar con ellas; no queremos regresar a una situación donde ser maestro dependa de sus relaciones sindicales, públicas y políticas”. 

Insistió en que “abrirse a la posibilidad de regresar el poder a ciertos grupos, da pie a prácticas que solo postergarían el avance educativo”. 

Los representantes de estas organizaciones sociales se dijeron convencidos de que la educación debe dotar de conocimientos, aptitudes y habilidades para que, niños, niñas y jóvenes tengan la capacidad de poder enfrentar los retos actuales de la vida cotidiana, pero, para lograrlo, insistieron, es urgente contar ya con la Reforma Educativa que vele por beneficiar a los más jóvenes del país. 

Pidieron que se apruebe ya la Reforma Educativa, para resolver los grandes problemas que vive nuestro país en esta materia, por ejemplo, de acuerdo con el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), en su informe La educación obligatoria en México: 2018, en el último año escolar en México, 1.1 millones de niños y jóvenes abandonaron la escuela, y de ellos, el bachillerato registró el mayor número de “expulsados”, con 770 mil estudiantes. El segundo grupo de mayor abandono es en la secundaria, con 300 mil alumnos, lo que equivale a una tasa de deserción de 4.4% insistieron los representantes de las instituciones. 

Víctor Hernández, presidente de Alianza de maestros, indicó que las cifras antes mencionadas demuestran que en educación hay mucho por hacer, hasta ahora, no se ha dado el nivel de importancia que debe tener este rubro para el crecimiento de la sociedad. 

Entre los puntos positivos de la Reforma rescataron que, se dará un enfoque humanista de la educación, se fortalece y se reconoce la labor docente, que el Estado imparta educación inicial, entre otros. 

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre