Sin dar nombres, el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta dijo que este año caerán “peces gordos”, en alusión a exfuncionarios de administraciones panistas que pudieron incurrir en actos de corrupción.

Señaló que desde la Consejería Jurídica, que encabeza Ricardo Velázquez Cruz, ya se presentaron denuncias contra excolaboradores de Rafael Moreno Valle y Antonio Gali Fayad, acusados de desviar recursos y esto podría derivar en sanciones de carácter penal.

En este sentido, aclaró que no negociará “impunidad”, pues su gobierno “aplicará todo el peso de la ley”.

Más todavía, el morenista se definió como un político “atípico”, que no accedería a presiones para frenar las investigaciones que se llevan a cabo en áreas como
Salud y Educación, donde se detectaron contratos en desventaja para el gobierno del estado.

“Si espero que sí. Yo no hablo con nadie del gobierno anterior, soy alguien atípico de la política y sus acomodos; a mí nadie me está llevando a negociar con nadie. Si encuentro pruebas contra alguien se aplicará la ley”, enfatizó.

Mencionó que la Secretaría de la Función Pública (SFP) tuvo “obstáculos” para integrar los expedientes de exfuncionarios, debido a que faltaba información, la cual se llevaron, pero ya se tiene un avance importante.

“Sí tengo obstáculos para integrar expedientes porque se llevaron la información y hay una especie de cobijo, nadie se me ha acercado a proponerme para que no los toque, si se acercan saben que no obtendrán absolutamente nada”, declaró.

Es de subrayar que la Secretaría de la Función Pública (SFP), es la que indaga dichos casos, los cuales podrían ser turnados ante la Fiscalía General del Estado (FGE), según se concluya.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre