Por: Jesús Rafael Lugo Cordero.

Estamos viviendo días de extrema incertidumbre, tristeza y dificultad en España, en donde para estos días, a finales de abril van más de 219,000 casos y más de 22,000 fallecidos según las fuentes oficiales españolas alrededor de todo el territorio ibérico.

He vivido días de mucha reflexión y valoración hacia mi persona, desde el hecho en el que pasar una pandemia lejos de casa, solo y con costumbres distintas lo hacen más complicado. Me he sentido agradecido con las personas que me han acogido, pero sobre todo, también, por haber tenido la oportunidad de asistir como persona y aplicar mis conocimientos desde el punto de vista profesional, desde lejos de casa a personas hermanas mexicanas que se encuentran en emergencia o que necesiten orientación para enfrentar los retos que esta pandemia ha ocasionado; todo esto con la experiencia y el aprendizaje que he adquirido en esta estancia. He experimentado muchos retos desde diferentes puntos de vista: el personal, el profesional y el psicológico.

Desde lo personal he reflexionado que estos días de encierro, son en cierta forma de mucho encuentro con uno mismo y con las circunstancias que se encuentran alrededor de nuestra persona, la vida nos da muchas vueltas y que ante esta crisis mundial, uno solo pone y la vida de manera general dispone. Debemos hacernos fuertes, poder agradecer con nuestro alrededor lo poco o mucho que tengamos, y que sobre todo podamos ver que los seres humanos somos los mismos que estamos provocando este tipo de enfermedades que están haciendo dar un giro al rumbo de nuestra propia humanidad.

Estos tiempos de coronavirus en España están haciendo vivir a su sociedad momentos de extrema complicación, y no solo a este país sino a todos los puntos y extremos del planeta en donde ha llegado esta pandemia. Aquí a la gente la he notado asustada y triste, pero con esto al notar calles vacías y muertas en silencio, comercios cerrados por completo y una sociedad esperanzada de las decisiones que tome el gobierno, nunca me lo hubiese imaginado enfrentarme durante los días de esta mi estancia.

En España las decisiones han sido rígidas. Casi 2 meses de una España vista como nunca antes. Se ha decretado el Estado de Alarma alrededor de todo el territorio español desde el pasado 13 de Marzo y con una última prórroga al próximo 09 de Mayo. Desde entonces solo se puede salir a “hacer la compra” como se dijera por aquí y para comprar medicamentos con extremas medidas y con un horario determinado alrededor del día. Las personas deben usar guantes y cubre bocas en medida de lo posible y no exceder la distancia de 1 metro de persona a persona, esto en la caja de los supermercados y durante el trayecto al supermercado más cercano a donde resides.

España ha actuado de manera rígida, dura y sobre todo con el más alto nivel de medidas que han permitido recuperar a más de 89,000 personas contagiadas de coronavirus alrededor de todo el país, según las fuentes oficiales.

La sociedad por acá ha actuado en símbolo de unión y solidaridad con el personal de salud de todos los centros y hospitales alrededor de España con gestos de apoyo como salir todos los días sin falta a las 08:00 pm a dar un aplauso en la ventana con música, silbidos, gritos y matraca y mucha alegría en símbolo de lucha y unión entre todos los Españoles ante este virus. El eslogan utilizado aquí en España es que “Juntos paramos a este virus” y que sobre todo “Un día más, es un día menos”. Ver también la alegría de niños cantantado de ventana a ventana y familias completas apoyando a personas de la tercera edad con la compra o medicamentos con sus vecinos.

Quiero culminar invitando a todos los poblanos a unirnos en símbolo de lucha contra este virus, que es una realidad, lo estamos viviendo en carne propia, quedarnos en casa puede hacer la diferencia y permitirnos enfrentarnos unidos como sociedad a la erradicación de este virus.  Un fuerte abrazo a todos los poblanos desde la Madre Patria hasta la Ciudad de los Ángeles

FOTOEspecial
COMPARTIR

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre