Con la Nueva Normalidad, negocios del sector alimenticio reabrieron sus locales solo con el 35 por ciento de su planta laboral, la zona de mesas y con insumos para protegerse del COVID-19.

Durante las primeras horas de este lunes 15 de junio, los comercios del sector restaurantero, reabrieron sus puertas para poder ofrecer de nueva cuenta su servicio en una mesa o también para llevar.

Como se había señalado, por parte de la autoridad estatal, la intención es que solo con un porcentaje que no genere riesgo, los negocios considerados como esenciales podrían reabrir.

Para lo cual, negocios con terrazas y con espacios al aire libre ofrecieron ya sus servicios, en la zona del Centro Histórico, y donde algunos comensales aprovecharon para desayunar en el negocio de su preferencia.

Antes de la llegada de Protección Civil Municipal, en la mayiría de los negocios de alimentos del primer cuadro de la ciudad, se apreciaban sillas, mesas  como antes de la pandemia se veía.

Pero ahora, el personal estaba protegido con guantes, cubre bocas y caretas, además de que ofrecían a cada cliente que llegaba, gel antibacterial, la toma de la temperatura y sanitizante antes de tomar su orden.

Además de la colocación de tapetes para limpia de zapatos, además de ofrecer un cubre boca a quien o lo portaba.

Así mismo se instaló señalética sobre la protección contra este virus, además de que en los manteles de papel, se aplicó el código QR que es un requisito para poder reabrir.

De acuerdo a los trabajadores, el reabrir servirá para mejorar la economía de los trabajadores, pues la mayoría de los negocios, se mantuvieron cerrados por un periodo de dos meses.

Sin embargo, la mayoría de los negocios que reabrieron solo contaron con el 35 por ciento de su personal para laborar, hasta que haya nueva indicación.

 

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre