La Fiscalía General de la República (FGE) atrajo el caso del asesinato del juez federal Uriel Villegas Ortiz y su esposa Verónica Barajas a inicios de esta semana.

Así lo confirmó el presidente de la República en Puebla, Andrés Manuel López Obrador, durante la conferencia de prensa matutina La Mañanera en Puebla.

Tras lamentar la muerte del juez y su esposa, y calificarlo de un crimen atroz y condenable, el Ejecutivo Federal confirmó que existe una coordinación entre el Poder Ejecutivo, Poder Judicial y la FGE para poder esclarecer este lamentable asesinato.

Aseveró que en estos momentos la FGR ya trabaja en la investigación del caso, pues se debe de encontrar a los responsables de este crimen.

López Obrador destacó que esta coordinación se debe de destacar, toda vez que es la primera ocasión en la que se logra ere trabajo conjunto.

“Ya cerramos filas para que este tipo de crímenes no se repitan y no se sigan dando hechos violentos… Ya se está actuando y nuestro más sentido pésame por este abominable crimen”, destacó el mandatario federal.

Ante esto, advirtió que no aceptarán intimidación, pues no se detendrán en el combate de la corrupción.

Pues su compromiso es garantizar la paz y tranquilidad en el país, por lo que no cederán a ninguna amenaza o intimidación.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre