Impotencia y frustración es el sentimiento que prevalece en la familia Ortega, quien este pasado sábado 27 de junio sufrieron la perdida de la madre de familia, esto porque el servicio de 911 llegó una hora tarde tras cuatro veces de solicitar el apoyo de una ambulancia.

En entrevista con este medio de comunicación, los afectados sólo buscan que las autoridades reconozcan que el servicio de emergencia sigue sin cumplir la demanda de los ciudadanos y aseguraron que se debe eficientar la atención pero sobre todo la pronta respuesta ante el llamado que realizan.

El afectado narró que su madre de 80 años el pasado sábado presentó un cuadro de falta de oxigenación, esto sin  ser diagnosticada por Covid- 19  pero que tenía un padecimiento de diabetes y mientras le tomaba la oxigenación en la sangre detectó que esta era menor al 82 por ciento, por lo que llamó a los servicios de emergencia, quienes le solicitaron datos personales.

Al ver que en quince minutos no llegaba la ambulancia volvió a marcar y así sucesivamente hasta en cuatro ocasiones pero vieron cómo se extinguía su vida entre sus brazos, fue hasta una hora después cuando llegó la ambulancia sólo para notificar del fallecimiento.

“Queremos que esto se haga público, sabemos que los servicios de emergencia no están a la vuelta de la esquina pero si el 911 esta como urgencia deben darle prioridad, pero si marcas una, dos o cuatro veces y no llegan es alarmante, vimos como mi madre se murió en los brazos, es una impotencia y rabia tremenda”.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre