El Arzobispo de Puebla, Víctor Sánchez Espinosa, se solidarizó  con los familiares de los 245  personas que  perdieron a su ser querido, debido a que fallecieron en Estados Unidos a consecuencia del coronavirus y cuyos restos  fueron  trasladados a Puebla en  urnas.

De las 245  urnas  que contenían las cenizas de migrantes que murieron en  la unión americana producto de COVID-19, 120 son de poblanos.

Por lo anterior, el prelado poblano pidió a la comunidad católica tener fe en Dios para que pase esta enfermedad y no mueran más personas.

Lo anterior lo dijo durante la homilía dominical realizada en Catedral a puertas cerradas, en donde oró  por la  sanación de los enfermos, así como también por el eterno descanso de los difuntos.

Monseñor pidió a los  poblanos  acatar las recomendaciones emitidas por las autoridades, con la finalidad de que disminuyan los casos de coronavirus en la entidad poblana.

El representante de la Grey Católica  recordó que este domingo cuatro Diócesis se unieron para hacer celebraciones eucarísticas  y encomendar a la Virgen de Ocotlán a los poblanos y mexicanos para que frene la pandemia y desparezca el virus.

Sánchez Espinosa, comentó que  se viven tiempos difíciles en donde se mueren personas, otros más se enfermas y las familias tienen que enfrentar la enfermedad.

“Todo ser  humano tiene la capacidad de  generar frutos, por lo que les pido  fortalecer su fe y creen en Dios y en su palabra, la cual se nos da a través del testimonio de muchos hermanos, así como mediante la catequesis y en las misas”, destacó.

 

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre