La luna de miel que protagoniza Morena, vía el gobierno del estado, con el PAN en el municipio de Atlixco, gobernado por Guillermo Velázquez Gutiérrez, quedó en evidencia ayer durante el segundo informe del edil panista.

Porque si había duda del entreguismo que Memito tiene con el gobierno, ayer se despejaron dudas y se ataron cabos luego del halagador mensaje pronunciado por el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta en torno a quien pretendió dejar su municipio para convertirse en candidato a gobernador por su partido.

Y el tema llama la atención por distintos motivos.

El principal, porque Guillermo Velázquez representa parte del ala opositora a la actual dirigencia estatal de Acción Nacional que encabeza Genoveva Huerta Villegas.

Es decir, el barbosismo encontró como penetrar y meterse a la vida política de los panistas poblanos por dos vías y personajes: el edil de Atlixco y la dirigencia municipal albiazul en la capital, encabezada por Jesús Zaldívar Benavides.

Así es.

Ambos líderes panistas sucumbieron ante el canto de las sirenas y ante las mieles del poder, por lo que hoy por hoy encabezan el grupo disidente en el PAN para hacerle la guerra y las contras a Genoveva Huerta.

Uno, Memito, muy discreto, pero ya con una ruta trazada para tratar de apoderarse del PAN estatal; y el otro, muy abierto en contra sólo de ciertos sectores.

Por ello, Memito ha tratado de mantenerse cerca del dirigente nacional panista, Marko Cortés Mendoza, quien sabe perfectamente de los pasos de sus dos “traviesos” militantes.

Sin embargo, sabe perfectamente que Genoveva Huerta es quien representa la verdadera oposición al gobierno en el estado, por lo que la mantiene firme como máximo líder panista en Puebla.

Otro de los motivos que fortalece la versión de la luna de miel entre Morena y el PAN es el blindaje que Guillermo Velázquez -tanto político como fiscal- logró con apoyo del gobierno del estado, ante las autoridades fiscalizadoras y el Congreso del Estado.

Porque la administración municipal de uno de los peores ediles que ha tenido Atlixco en toda su historia es precisamente la que encabeza el actual edil, quien no ha podido terminar con los asesinatos, secuestros, robos y levantones que tanto agobian a los atlixquenses.

Y lo mismo sucede con la administración y fiscalización del municipio, toda vez que Memito, a pesar de mantener deudas y deudas con los proveedores de su ayuntamiento, de mostrar que tiene un gobierno opaco, gris e inoperante, no ha sido revisado por la Auditoría Superior del Estado (ASE) como otros municipios que incluso presentan menos conflictos administrativos y políticos.

¿No le parecen sospechosas las coincidencias que existen entre el gobierno de Morena y la administración de Memito?

Parece que existen grandes intereses en la relación entre Morena y el edil de Atlixco, quien, según la militancia albiazul de la región, prometió entregar al partido en el poder la presidencia municipal -en el 2021- a cambio de gozar de impunidad.

Tal vez por ello Memito hace y deshace a su antojo en Atlixco.

Tal vez por eso le valga un rábano su relación con Genoveva Huerta.

Tal vez por eso, también, ya cambió de equipo y se puso otra camiseta.

Y tal vez por eso Atlixco está de cabeza.

Los elogios del gobernador Barbosa para con Memito Velázquez sorprendieron a propios y extraños, particularmente a Marko Cortés quien constantemente susurró y cruzó reflexiones con Genoveva Huerta.

Cuánto aprecio y cariño le tendrá el mandatario estatal al edil panista de Atlixco que en su mensaje lo calificó como un edil maduro, equilibrado, sensato y ecuánime.

Si Guillermo Velázquez ya hasta parece de Morena.

El caso es que existe una relación muy estrecha entre el gobierno y Memito Velázquez, la cual ha generado mucha especulación entre la familia panista en Puebla.

Y más aún cuando está claro que Atlixco es uno de los últimos reductos morenovallistas en el que existen muchos intereses económicos, los cuales permitieron que al segundo informe de su edil asistieran personajes como Blanca Jiménez Castillo, Mario Riestra Piña, Carlos Martínez Amador, líder estatal del PRD.

Memito, aunque aglutinó a muchos lideres panistas como Eduardo Rivera Pérez, quien disputa la candidatura a la presidencia municipal de Puebla, no ha logrado tener ni el respeto de su partido, ni de la militancia en Atlixco y mucho menos la confianza total de la dirigencia nacional.

Tal vez por ello -en el PAN- ya se prevé la derrota político-electoral en Atlixco.

Ya veremos que sucede.

Por cierto, poco antes de su asistencia al citado informe, Marko Cortés asistió a una comida con líderes de la Coparmex en Puebla, llevada a cabo en la Hacienda de San José Actipan, de San Andrés Cholula, para escuchar peticiones de cara a los comicios del 2020.

Allí los empresarios se lanzaron con todo y le exigieron al líder panista dos diputaciones plurinominales, una para Carlos Montiel y una más para Pepe Mata.

Bien dicen que el pedir no empobrece, vamos a ver si les cumplen.

poncharelazo@yahoo.com.mx

En twitter: @poncharelazo

Facebook: Alfonso González

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here