Artista Mexicano-Boliviano, Anuar Elías ha incursionado en cine, teatro, poesía, pintura, fotografía, y la verdad es que no se cansa de lanzar proyectos; hoy está inmerso en la construcción de un diálogo que rompa la incomodidad del silencio que ha producido la pandemia para poder comunicarse.

Interesado sobretodo en la palabra, el discurso y el efecto que éste produce en el ser humano, creó recientemente el proyecto Videocartas, un estímulo para que quienes están lejos, ejerciten el diálogo con las personas que aman a través de la narrativa multimedia.

El uso de los teléfonos celulares facilita hoy en día este ejercicio que puede acercar a las personas a nivel emocional.

A él le parece que estas herramientas que hoy tenemos como el chat o la comunicación a través de Facebook no son suficientes y pudieran, por el contrario, alejarnos en lugar de acercarnos.

Sugiere que una conversación por video llamada entre familiares o amigos lejanos, no debe durar menos de seis minutos, durante los cuales se externen emociones, se platiquen asuntos de la vida cotidiana y se expresen sentimientos de apego, pues piensa que conforme nos entregamos al uso de aparatos tecnológicos para comunicarnos, vamos perdiendo el lazo emocional y llega el momento en que todo se concreta a un saludo rápido que incluye el cómo estás, cómo te ha ido, qué has hecho, nos estamos hablando.

Para él, la comunicación debe ir más allá y aunque la dinámica actual nos fuerza a ser breves en nuestras comunicaciones, siente que es menester dedicar unos minutos más al encuentro con amigos o familiares lejanos a través de video llamadas.

Así que lanzó las Videocartas, que implican un esfuerzo por grabar, hablar, acaso editar y subir el mensaje videograbado para que él lo publique en su oportunidad (uno por semana) a través de Vimeo.

“#VIDEO_CARTAS es un intercambio epistolar entre artistas de distintas disciplinas, utilizando el video como soporte en medio de la contingencia mundial, donde la hiperconectividad nos permite hablar con cualquier persona, a cualquier hora, en cualquier parte del mundo.

“Con esto quiere abrir la posibilidad de crear, desde la restricción, desde la contingencia, para reflexionar acerca de cómo vamos a cambiar nuestra forma de comunicarnos, de trabajar en modo colectivo, rizomático, interdisciplinario y de vivir, cada vez más enfocados en el mensaje más que en el medio.”

Desde agosto, las videocartas han llegado de Madrid a México, de México a Bolivia, de Brasil a Bolivia, de Malasia a Bolivia, de Madrid a Lima, de Bolivia a Reino Unido, de Perú a Madrid, de Bolivia a Canadá y así van entretejiendo una red cuyo centro de comunicación es el aislamiento y los efectos de la pandemia en el modo de vida que nos ha hecho sentir distintos.

Es contar nuestra experiencia frente a este monstruo que nos ha replegado y hacerle saber a quien queremos, a través del video, el texto y la voz, aquello que sentimos y que no podemos decir con abrazos, besos y caricias como en el pasado.

Generar una videocarta nos demanda exactamente el mismo esfuerzo que hacíamos en tiempos idos, cuando nos sentábamos en el escritorio o en la mesa a escribirle a una persona querida y lejana; al finalizar, doblar la hoja, meterla al sobre, cerrarlo e ir al correo para pegar los timbres y arrojarla al buzón con la ilusión de que llegara pronto a su destino.

Hoy es distinto, pero el fin es el mismo: mantener los lazos de la amistad y familiares vivos y vibrantes en medio de esta suspensión de casi todo.

¿Quieres ser parte de este proyecto? escribe a https://m.me/Videocartas2020

IG https://www.instagram.com/videocartas

FB https://fb.me/Videocartas2020

F/La Máquina de Escribir por Alejandro Elías

@ALEELIASG

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here