Pese a la prohibición que existe por parte del Gobierno del Estado de Puebla, para la instalación del comercio informal en la vía pública, los vendedores ambulantes abarrotaron las diversas calles.

La presencia del comercio informal se notó más en los alrededores de la Central de Autobuses de Puebla (CAPU), así como en las afueras de la Fayuca, así como en avenidas del bulevar norte y en juntas auxiliares, en donde se instalaron los tianguis.

Ante dicha situación los poblanos se inconformaron y pidieron a las autoridades del municipio reforzar los operativos de seguridad y retirar al comercio informal por considerar que representan un foco rojo y de contagio de coronavirus.

En tanto que dueños de locales expresaron su inconformidad por permitir la instalación del comercio informal, ya que mientras están cerrados los comercios formales para contribuir a reducir la curva de contagio, los ambulantes están aprovechando para vender a diestra y siniestra sus productos en las calles incluyendo los de comida sin medidas sanitarias.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here