Pese a la pandemia, el esgrimista poblano Gibrán Zea Armenta continua con su preparación de cara a buscar un lugar en el torneo preolímpico de la especialidad donde su reto es ceñirse con el sitio de honor.

Aunque el 2020 y este año han sido complicados por la pandemia de Covid-19, el exponente destacó mantiene el sueño de llegar a lo más alto de la competencia y no ha frenado su proceso deportivo desde la preparación física hasta la preparación técnica en su deporte.

Por el momento en puerta se tiene el preolímpico de la especialidad en abril, evento que aun no tiene una sede ya que Panamá, quien albergaría la prueba declinó, pese a ello, el sablista no pierde de vista que deberá llegar en su mejor momento

“La meta sigue ahí, yo sigo preparándome para las competencias y primero es el preolímpico, si se llega a lograr bien, ya pensaría yo en los Olímpicos, pero todo dependerá de como se comporta el virus y cómo nos cuidamos. Siento que no había entrenado de esta manera, me siento fortalecido, cuando nos encontremos todos será una gran sorpresa”

Relató como vivió de primera mano la pandemia en Europa ya que en abril él se encontraba en Italia, “me sorprendió, de un día a otro todo Nápoles y toda Italia fue cerrado, en ese momento no supe que hacer, pensaba regresar a México, pero era complicado tomar vuelos, tuve que quedarme allá y hacer la preparación en mi departamento y seguir entrenando, siento que ha rendido frutos”

Dejó en claro que día a día busca que cada entrenamiento se convierta en un desafío y ahora este lunes continuará con la preparación en Italia. Cabe destacar que el Inpode, a cargo de Yadira Lira brindará el apoyo para obtener una beca deportiva para cumplir con sus objetivos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here