La Auditoría Superior del Estado (ASE) denunció penalmente a un total de 7 exfuncionarios de la Secretaría de Finanzas y Administración de los gobiernos morenovallistas.

Así lo confirmó el auditor general Francisco Romero Serrano, quien sentenció que este grupo de siete exfuncionarios entre secretarios, subsecretarios y directores, desviaron 485 millones de pesos en simulación de operaciones.

En este sentido Romero Serrano informó que la denuncia es por el delito de operaciones simuladas, toda vez  que durante las auditorías se detectaron que realizaron compras a 102 empresas fantasmas, entregando facturas falsas por concepto de “bienes consumibles”  como papelería, entre otros más.

Por lo tanto, los acusados son; secretarios: Roberto Moya Clemente,  Guillermo Edmundo Bernal Miranda (fallecido), Raúl Sánchez Kobashy y Enrique Robledo Rubio, mientras que los subsecretarios de Egresos son: Eduardo Homero Tovilla Lara, así como los directores de Presupuesto:  Raúl Egremy Palomeque  y Rafael Ruiz Cordero.

“Todas estas denuncias que ya fueron presentadas  fueron por operaciones simuladas por 485 millones en compra de facturas, es decir, estas facturas las llevaron a cabo en empresas fantasmas, ya hicimos la verificación domiciliaria de estas empresas, no existen, y nunca existieron”.

De acuerdo al Auditor General el periodo donde más se realizaron estas compras fantasmas es por Guillermo Edmundo Bernal Miranda, donde se detectaron compras por 190 millones de pesos en el periodo del 1 de diciembre de 2015 al 31 de enero de 2017.

Por lo que tras la presentación de las denuncias ante la Fiscalía General de Estad (FGE) se deberán de ratificar y a partir de este momento se inicia el proceso judicial por parte de la FGE.

Ante esto, Romero Serrano confirmó que no podrían ser los únicos, ya que se siguen detectando operaciones simuladas  en los gobiernos por lo que “van a fondo y a tope”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here