Vaya ridículo el protagonizado por el ex priista Fernando Morales Martínez, actual dirigente estatal del Partido Movimiento Ciudadano (MC) quien, a pesar de haber vivido las mieles del poder con el PRI en Puebla, hoy se queja y critica al partido que lo hizo rico.

La historia de Fer Morales todo mundo la conoce.

Es la del clásico junior con el padre poderoso que todo lo puede.

¿A quién querrá engañar?

Su fortuna, sin duda, es resultado de su militancia priista y de la influencia de su padre en el ex partidazo, quien incluso fue gobernador del estado de Puebla (1999-2005), y quien lo colocó como dirigente estatal priista en su momento.

El primogénito de los Morales, quien en su momento más importante cuando estuvo en la cúspide de su “carrera política” se hizo famoso por todo menos por su benevolencia, o su sensibilidad como político y ser humano, fue todo menos un personaje congruente.

También aplicaba la amenaza, el terrorismo político y la violencia para doblegar a sus enemigos.

¿Quién no recuerda aquella llamada telefónica, hecha pública, en la que amenaza y advierte “romperle la madre” a Juan Carlos Natale López, ex dirigente estatal del Partido Verde?

¿A poco cree que la opinión pública ya olvidó aquello de “bueno, entonces el pedo también es conmigo, cabrón… tú te metes con ellos, y te parto la madre a ti…”?

La amenaza se dio cuando Fernando Morales fungía como subsecretario de gobernación, en el sexenio morenovallista. En aquel momento le reclamó a un Natale, quien grabó la conversación, premeditando evidenciarlo, a pesar de traicionar su amistad, el estar apoyando a la candidata del PRI a diputada federal por el distrito 8 con cabecera en Ciudad Serdán, Arely Ávila Reyes, a través de algunos ediles emanados del Verde.

Entonces el hoy dirigente de MC no conocía ni la honorabilidad, ni el respeto, ni la dignidad.

Que gracioso que hasta hoy que el PRI está muerto se haya dado cuenta que su entonces partido, junto con sus aliados, son espurios y corruptos, cuando se beneficio y se hizo millonario gracias a las mieles de poder patrocinadas por el tricolor.

Es evidente para quién trabaja y opera Fer Morales, quien como persona es un buen tipo, pero como político siempre ha deja mucho que desear.

Por algo ninguna de las coaliciones ya listas para competir en los comicios del próximo 06 de junio, lideradas por Morena y el PAN, quieren como aliado a MC. Es más, dicen que sí, que la fuerza naranja se vende muy cara.

Tal vez por eso, igual, no tiene cuadros interesantes entre sus filas, líderes que pudieran representar un buen número de votos.

Seguro también por eso es que personajes oscuros se están adhiriendo a las filas de la fuerza naranja.

¿Qué pensará de esto Don Melquiades Morales Flores, un priista de hueso colorado y hecho en el servicio público?

Seguro para evitar las rabietas que le provocan las declaraciones de su hijo ya se puso una bolsa de hielo en la cabeza.

—————————

La revancha de JJ

Alguien que, contrario a lo que se esperaba, volvió al Congreso del Estado de Puebla con la espada desenvainada fue el diputado petista José Juan Espinosa Torres, ex edil de San Pedro Cholula.

Y es que además de su intempestiva licencia y regreso a la LX Legislatura, a pesar de todos los pronósticos, insisto, el legislador parece que trae ya una nueva estrategia para defender su nombre y su honorabilidad como político.

Hasta el momento, sigue rechazando cualquier responsabilidad por los presuntos delitos que se le imputan, por desvío de recursos, asociación delictuosa y por simulación de operaciones con facturas apócrifas.

Sin embargo, parece que volvió para cobrar facturas pendientes, por ejemplo, con su compadre de toda la vida y su sucesor en el cargo que ostentó como presidente municipal de San Pedro Cholula, Luis Alberto Arriaga Lila.

Y seguro José Juan tiene información privilegiada sobre el manejo de recursos en la actual administración de Arriaga.

Dicen los que saben que el diputado quiere ver correr sangre y va a empezar a evidenciar a su compadrito y a todos sus críticos, sobre todo aquellos a los que les tendió la mano, les dio cargo público, poder dinero y, al final, le mordieron la mano.

¡Que nervios, carajo!

poncharelazo@yahoo.com.mx

En twitter: @poncharelazo

Facebook: Alfonso González

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here