Uno de los sectores que más ha resentido los efectos negativos de la economía son los artesanos, quienes debido a que no se pueden instalarse en diversas zonas con sus puestos han optado por caminar por las calles y avenidas de Puebla para comercializar sus productos.

Los artículos que venden son flores hechas de hoja de tamal pintadas de diversos colores, así como flores de papel elaboradas con papel higiénico y algunas más fabricadas con plastilina o plásticos.

“Hemos estado utilizando materiales reciclados para elaborar diversos productos ayudamos al medio ambiente y la gente puede tener adornos en sus casas”, expresaron las mujeres y hombres entrevistados.

Además de vender crucifijos de materia chicos y grandes elaborados de madera y resina y con buen terminado y cuyos precios refirieron van desde los 200 a los 450 pesos.

La principal preocupación de estas personas es que sus ventas han disminuido hasta en más del 75 por ciento, debido a que la gente no está consumiendo en estos momentos estos productos.

Por lo que pidieron a las autoridades les permitan vender sus productos en la vía pública.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here