Solo faltan100 días para la elección.  ¿Cómo estamos rumbo a lo que dicen será la consolidación de lo que han llamado la cuarta transformación o la trasformación de cuarta?  Por si alguien olvida lo que ha sido y será la piedra en el camino para López Obrador, retoma fuerza la mayor oposición a la que se ha enfrentado y se enfrentará el inquilino de Palacio Nacional: las mujeres.

Que no se nos olvide que en septiembre del 2019 el presidente Andrés Manuel López Obrador decidió eliminar programas sociales mediante el cual el Estado mexicano ofrecía ayuda y servicios de calidad a grupos vulnerables y, en cambio, privilegió la entrega de dinero como herramienta para provocar el incremento en el consumo de los pobres.  Con esta decisión desaparecieron programas como el de las estancias infantiles para apoyar a madres trabajadoras, lo cual generó una serie de movilizaciones de madres de familia afectadas con la medida que escalaron hasta generar centenas de amparos judiciales

Que no se nos olvide que fue en Febrero 2020, que por instrucciones del presidente Andrés Manuel López Obrador, los refugios para mujeres que viven violencia extrema no recibieron subsidio alguno del gobierno para la prestación de servicios.

En este contexto de violencia en contra de las mujeres y feminicidios, es que se lanzó una convocatoria para realizar un paro nacional y una marcha. Esta convocatoria se organizó para protestar en contra de la violencia de género, la desigualdad y la cultura del machismo, además de exigir más apoyo a los derechos de las mujeres. #UNDÍASINNOSOTRAS generó extraordinaria fuerza con una amplia aceptación de los sectores público y privado, grupos cívicos, líderes religiosos y muchas mujeres, si no es que la mayoría. ¿Aprendieron algo del tema? No, nada. ¿Y Chole?

La violencia en contra de las mujeres sigue siendo gravísimo. Aunque digan que trabajan en ello, el gobierno, léase la 4T, sigue desdeñando el asunto.  Que no se nos olvide que durante los dos primeros años de gobierno la violencia se disparó: durante 2019 se alcanzó la cifra más alta 942; en 2020 940 casos que se dan en medio de la eterna discusión por cómo catalogar las muertes de las mujeres. Por cierto, el año pasado la Secretaria de Gobernación Olga Sánchez Cordero le corrigió la plana al presidente destacando que las causas de los feminicidios no son las mismas, haciendo evidente la falta de conocimiento que sobre el tema que tiene López Obrador.

Por si fuera poco, en los últimos días, el primer morenista del país ha evidenciado una vez más su falta de sensibilidad en torno a un delito grave como es la violencia en contra de las mujeres y lo peor, el delito de violación. Sus argumentos y defensa a Salgado Macedonio son inauditos.  El mandatario sigue soslayado el asunto y lo ha enmarcado en la “guerra sucia” desatada en la actual coyuntura electoral.

En Palacio se siguen equivocando, ponen por encima del estado de derecho de las mujeres que acusan, el vínculo personal que tienen con el ex alcalde de Acapulco.  López Obrador mantiene que la decisión sobre la candidatura del sujeto en cuestión la tiene que tomar “el pueblo” de Guerrero.   Su respuesta ante el caso le perseguirá por el resto de sus días: “Lo que yo planteo es que hay que preguntarle a los hombres y las mujeres de Guerrero, como dicen algunos, ¡ya chole!”    

¿Dónde están los reclamos de las mujeres de morena?

¿Están amenazadas?

 Su silencio las convierte en cómplices.

¿Y Chole qué culpa tiene de la falta de empatía y sensibilidad del presidente?

Si López Obrador sigue en la línea de mantener como candidato al impresentable de Félix Salgado Macedonio, sin duda, las mujeres de este país, que están demostrando ser la mayor oposición que ha enfrentado la actual administración, le pasarán la factura más pronto de lo que se imagina.

Espero tus comentarios en @NoticiasVicky y FB VickyFuentes/Oficial

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here