Detectan desde deterioro de edificios y piezas violentadas, hasta un saqueo sistemático del acervo cultural tras revisión del estado que guardan los 21 museos a cargo del Gobierno de Puebla, por lo que habrá auditoría para determinar responsabilidades y denuncias penales.

Tras un Primer Informe sobre Muesos Puebla entregado por parte de personal de la Secretaría de Cultura y hecho por el personal de cada recinto,

Sergio Vergara Berdejo, secretario de cultura, informó que hay un desfalco museístico considerable.

Entre los 21 museos se registraron un total de 128 mil objetos artísticos e históricos en resguardo, desde piezas prehispánicas y códices del periodo de la conquista, hasta piezas donadas por la misma sociedad, como en el caso del Museo José Luis Bello y González, por poner un ejemplo.

Este informe es resultado de una revisión hecha a partir de la toma de cargo de Vergara Berdejo, agosto 2020, del estado que guardan edificios y acervos de cada museo, así como la regularidad de los trámites administrativos alrededor de las actividades y la gestión de los propios recintos.

Además de la evidente falta de mantenimiento profundo a cada reciento, se detectaron irregularidades como en la construcción del Museo de la Evolución de Tehuacán, que presenta deterioro inmediato a su entrega y por lo que se debió aplicar la fianza correspondiente de vicios ocultos.

Lo anterior derivó en la presentación de denuncias penales ante la Fiscalía General de la República Delegación Tehuacán y la Fiscalía Especializada Anticorrupción del Estado de Puebla por el uso deficiente de los recursos federales asignados a dicha obra.

Dentro del saqueo sistemático detectado, reportó el titular de la Secretaría de Cultura, que un sello cilíndrico prehispánico de la colección del Museo José Luis Bello y González, que estaba en préstamo en el Museo Regional de Cholula, fue sustituido por una copia y el original se encuentra extraviado.

Al revisar los inventarios también hallaron relojes de bolsillo desarmados, a los que se les retiró la caja o las manecillas en su mayoría de materiales preciosos como oro y plata. Otros objetos artísticos han sido violentados o sustituidos, como bustos de bronce por copias de yeso pintadas.

Por otro lado en la bodega del Museo Internacional del Barroco (MIB) se localizaron piezas en el piso procedentes del Museo José Luis Bello y González, Casa del Alfeñique y San Pedro Museo de Arte, sin lista de identificación y aun embaladas, lo que deteriora las piezas.

En el ámbito administrativo en el MIB fue detectado un fideicomiso por 300 millones de pesos, mediante el cual se adquirieron obras de arte sobrevaluadas de casa de antigüedades inexistentes y representadas por la misma persona, con dirección fiscal en un sitio que dudosamente pueden contener bienes de este tipo.

Tras la revisión a los expedientes de contratos celebrados en los últimos años, el auditor externo notificó a la Auditoría Superior del Estado de Puebla y a la Secretaría de la Función Pública, el listado de 50 de ellos, que representan un monto de 16.7 millones de pesos, observados por no presentar información relevante y competente, de acuerdo con la autoridad nacional de los servicios públicos.

Finalmente del Museo de Música de Viena resultó que se paga un derecho de uso de nombre y aval técnico de 3 millones de pesos al año, y en el Museo de Tehuacán está registrada la adquisición de 150 minerales fluorescente y un meteorito que no se encuentran en el acervo, pero están en calidad de préstamo en los archivos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here