NOS LLENA DE ORGULLO Y SATISFACCIÓN el que en una encuesta mundial reciente, se haya determinado que la BANDERA MAS HERMOSA DEL MUNDO, ES LA NUESTRA, LA DE MÉXICO, la tricolor con una orgullosa Águila Real sobre un Nopal, teniendo entre sus garras una serpiente. Y no es fortuito, el que sea la más hermosa, sino que la causa de ello es su origen y significado, como lo es también lo que encierra de nuestro Himno Nacional.

EN NUESTRA BANDERA SE SIMBOLIZA LA ESCENCIA Y LA RAÍZ DE NUESTRA NACIONALIDAD, la Fe, la Unión, la Armonía la Libertad y la Igualdad. Nuestro escudo plasmado en la bandera indica el nacimiento del “Imperio Meschica” el Azteca, el más poderoso de estas tierras, que dio origen al nombre de nuestra Nación: “MEXICO” no necesita explicación y los colores indican el vínculo más fuerte e indestructible, que une a nuestro pueblo y que Iturbide coloco inicialmente en la Bandera Trigarante y que después el mismo, como símbolo patrio lograda la Independencia, coloco en la forma de nuestra bandera actual con el escudo del Águila. Simbolizando EL VERDE, LA LIBERTAD, LA INDEPENDENCIA POLÍTICA, no solo la Independencia de España, sino de cualquier potencia extranjera, lo que poco importo a la masonería local, que en todo momento ha puesto a nuestra Patria a merced de los EE. UU. El BLANCO, simboliza a la PUREZA DE LA RELIGION CATOLICA, que ha sido el lazo más fuerte que nos une, desde que la Virgen de Guadalupe, la Virgen Morena del Tepeyac, marco con el mestizaje la unión de dos pueblos el español de Europa y el indígena de América. Y EL ROJO REPRESENTO LA UNION, la unión entre indios, mestizos, criollos, españoles y otros. Es significativo, que en las alas del Angelillo a los pies de la Santísima Virgen estén plasmados los tres colores de nuestra bandera. ¿Coincidencia o un mensaje de Dios que inspiro a Agustín de Iturbide para escoger esos colores y hacer así más sagrada nuestra enseña?

Desde entonces la Bandera ha tenido modificaciones sin importancia, llegando a la actual en 1968, con Díaz Ordaz que ordeno que el Águila se irguiera orgullos y desafiante y no siguiera agachada como la habían puesto desde Juárez, quedando asentado en la Enciclopedia Mundial de las Banderas el significad de los colores como la esperanza por el verde, la pureza por el blanco y el rojo por la religión. A lo que queriendo quitarle importancia el gobierno anticlerical ha expresado en verde, la esperanza, blanco la unidad y rojo la sangre de los héroes. Lo importante es que a pesar de todo, el significado original de esos colores sigue teniendo plena validez, pues muestra lo que somos y porque Iturbide los escogió.

Junto con nuestro Escudo y nuestra Bandera, nuestro Himno Nacional es el tercer símbolo de nuestra mexicanidad, cuya esencia por más que quieran nunca podrán borrar, ni alterar.

Es bueno tener presente, que con la bandera, jamás deberá incurrirse en faltas de respeto, precisamente por lo que representa. En México no hemos caído todavía, como en Estados Unidos o Inglaterra, a adornar el trasero de los pantaloncillos cortos o los bracieres de los trajes de baño, con la bandera. Cosa totalmente inaceptable, porque si para los anglo-sajones eso está bien, no quiere decir que lo este. Nuestros Símbolos Patrios merecen respeto. Si por nuestra mamacita nos partimos el alma, por la Patria también lo hacemos.

No de balde EN NUESTRO HIMNO NACIONAL se dice claramente: “Ciña ¡oh Patria! Tus sienes de olivo, de la paz el arcángel divino, que en el cielo tu eterno destino por el dedo de Dios se escribió. Mas si osare un extraño enemigo profanar con sus plantas tu suelo, piensa ¡oh Patria querida! Que el cielo un soldado en cada hijo te dio”.

Y más adelante sigue: “Si la lid contra hueste enemiga, nos convoca la trompa guerrera, de Iturbide la sacra bandera ¡Mexicanos! Valientes seguid”.

El olvidado y verdadero héroe de la Independencia, AGUSTÍN DE ITURBIDE, a quien debemos no solo la libertad, sino también nuestra bandera y escudo, siempre estará presente en nuestro Himno Nacional, recordándonos sus méritos. Que si la mafia de izquierda lo quiere hacer desaparecer de la historia, simplemente por fundar un Imperio Católico, que abarcaba desde Centro América hasta Alaska (que fueron nuestros en tiempos de Iturbide), y por hacer sombra al futuro imperialismo Yanqui, por lo que perdimos vastos territorios; nuestros Signos Patrios, siempre nos lo tendrán presente.

Nuestra Nación nació con la aparición  de nuestra Virgen Morena, estando presentes los colores de nuestra insignia en su Imagen (las alas del angelito a sus pies), pero aparte de la aportación del “Dragón de Hierro” Agustín de Iturbide, que logro nuestra Independencia sin verter una sola gota de sangre, hubo otros personajes, que en forma también totalmente pacifica, contribuyeron a la integración de nuestra nacionalidad como es Fray Sebastián de Aparicio, que no de balde es precursor y patrono de la Charrería, símbolo también nacional, siendo además por sus logros, patrono de los Charros, de los transportistas, Taxistas, conductores, constructores, empresarios, hombres de campo y de a caballo, migrantes y otros. En este sentido se puede decir que de todos los jinetes hispanos, entre ellos de los GAUCHOS de la Tierra de Su Santidad. Pedimos a todos su apoyo para pedirle a Su Santidad Francisco, que se termine su proceso prontamente bajo el procedimiento aplicado en la causa de Fray Junípero Serra, San Juan XXIII y otros y que se designe oficialmente Patrono de todos los mencionados antes.

El afianzar nuestros Valores Tradicionales, reinstaurando la Cultura de la Vida y del Amor, nos ayudara a superar todos nuestros problemas y crisis recurrentes.

“Donde hay Bosques hay Agua y Aire puro; donde hay Agua y Aire puro hay Vida”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here