Este fin de semana fue cerrado el Portón de Plaza Dorada, debido a que la pandemia les afectó con la reducción de ventas que les resultó imposible mantener sus puertas abiertas.

El 13 de agosto también se reportó el cierre de la sucursal que tienen en la avenida Juárez, en donde la crisis económica también les impidió seguir ofreciendo sus servicios de venta de alimentos al público.

En entrevista con algunos dueños de negocios de la Avenida Juárez, expresaron que también dejó de funcionar el restaurante La Zanahoria en esta zona.

Por lo que expresaron su preocupación por el cierre temporal o definitivo de algunos negocios, ya que, aunque trataron de resistir   el problema financiero registrado en Puebla a consecuencia de la pandemia no pudieron contener el cierre de sus negocios.

Lamentaron que muchos negocios que son herencia de familia no puedan continuar manteniendo estos negocios y generando fuentes de empleo.

En tanto que en entrevista con ciudadanos que viven en zonas cercanas a la Avenida Juárez, así como de Plaza Dorada, afirmaron que la difícil situación económica que vive el país y el estado ha impedido que los poblanos acudan a consumir productos alimenticios.

“No hay dinero para poder andar consumiendo comida todos los días en los establecimientos, ya que nos redujeron salario y en otros casos perdimos el empleo”, destacaron los entrevistados.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here