El mandatario estatal, Luis Miguel Barbosa Huerta señaló que de existir una relación que compruebe que la extracción del agua propiciada por diversas empresas es la que ha originado el socavón, el gobierno estatal se encargará de cancelar estos permisos.

Y es que, aunque no existe una relación directa de la extracción del agua por la operación de la empresa Bonafont, se informó que si hay una razón, duda o suposición que indique estos hechos, el gobierno estará actuando.

“Si existe solo la duda de que la extracción ilegal o legal del agua, autorizadas por Conagua Federal, si existe un indicio de ello, el gobierno se estará encargado de cancelar estas”, aseveró el Ejecutivo.

Y es que un estudio realizado por Igavim se informa que existen 27 títulos de concesión del agua, donde se extraen al año dos mil milímetros cúbicos al año, entre las que se encuentra la embotelladora Arcoíris, así como diversas empresas.

En otro orden de ideas, Barbosa Huerta señaló que se mantendrá un área de seguridad alrededor del socavón y dijo que es prematuro la medida de expropiar predios de la zona, sin embargo, será un área protegida por la autoridad estatal y federal.

“No vengo a decir que vamos a expropiar, sino que se vuelva un asunto de especulación, seremos respetuosos, nos entrevistaremos con los afectados, con los dueños de la casa, con los cultivos afectados, todo eso lo debemos platicar”.

Abundó que no existe un seguro para los afectados, pero el gobierno responderá y estará cerca de la gente que hoy lo requiere, haciendo un dictamen de infraestructura, de desarrollo rural y de agua, por lo que diversas instancias estarán colaborando.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here