Además de los cientos de candidatos perdedores que dejó la elección recién concluida, el resultado del proceso electoral, uno de los más violentos, virulentos y mortales en la historia de México, mató las aspiraciones de tres personajes que -al menos en Puebla- recibieron un madrazo seco en su ego y en sus aspiraciones personales.

Un golpe fulminante que los tiró, que los puso en la lona y que les provocó un silencio sepulcral una vez concluido el cómputo final del Instituto Nacional Electoral (INE).

Un garrotazo que podría dejarlos incluso fuera de la jugada política por un buen rato.

Y es que ni los votos, ni sus tres partidos políticos les favorecieron y ayudaron a construir lo que en sus sueños guajiros vislumbraron.

Partidos, por cierto, que resultaron todo un fiasco y un verdadero fraude.

Un fraude porque lo único que hicieron fue simular una campaña seria, una opción real de gobierno y un proyecto que busca el beneficio de los ciudadanos.

El cómputo final nacional del INE concluyo que el Partido Encuentro Solidario (PES), el Partido Fuerza por México (FM) y el Partido Redes Sociales Progresistas (RSP) perdieron su registro por no lograr al menos el 3% de la votación en los comicios pasados.

Ya con el 100 por ciento del cómputo de las actas, el resultado final de los votos revela que el partido de corte evangélico, ligado a Hugo Eric Flores, y a Fernando Manzanilla Prieto, obtuvo un millón 352 mil 544 votos, que representan apenas el 2.75% de la votación.

Mientras que FM, relacionado al ex Senador Pedro Haces Barba, dirigido por Gerardo Islas Maldonado, tampoco pudo mantener el registro por lograr un millón 217 mil 84 votos, que equivalen al 2.47% de la votación.

Por último, el partido que tiene que ver con la maestra Elba Esther Gordillo, y con su pésimo dirigente en Puebla, el marinista Ramón Fernández Solana, fue el que menos sufragios consiguió en la elección, con apenas 868 mil 515, los cuales equivalen apenas a un ridículo 1.76%.

La Ley General de Partidos Políticos establece, en el artículo 94, que un partido perderá su registro si no obtiene en la elección ordinaria inmediata anterior, por lo menos, 3% de la votación emitida en alguna de las elecciones para diputados, senadores o presidente, tratándose de partidos políticos nacionales, y de gobernador, diputados a las legislaturas locales y ayuntamientos, tratándose de un partido político local.

Así que esos tres institutos políticos ya no podrán contender en 2024, en el plano nacional. Por lo tanto, después de esa elección podrán solicitar nuevamente su registro.

Y aunque en el ámbito local aún tienen una efímera posibilidad para poder conservar su registro, por las impugnaciones y las elecciones extraordinarias que pudieran realizarse, lo cierto es que la ciudadanía ya vio que ni el PES, ni FM, ni mucho menos RSP son partidos serios.

La frialdad de los números, parafraseando a Pedro “mago” Septién, uno de los cronistas beisboleros más famosos de la historia, es lo que les queda a Fernando, Gerardo y Ramon, quienes vieron frustradas sus ilusiones.

Apenas si les quedan la mofa, los memes y la burla del respetable en redes sociales y en la vida real. Es menos de lo que se merecen.

A Manzanilla, porque no se ha dado cuenta que es un político en retroceso, pues la percepción que tiene la gente sobre él es que ya es un político derrotado que desde que fue marginado por el morenovallismo no ha logrado nada en Puebla.

En el caso de Gerardo Islas, él parece haber jugado las dos bandas (en la elección del Ayuntamiento de Puebla), aunque al final se quedó sin ninguna, sin la confianza del gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta, porque su candidato “Lalo fake” se alió a Claudia Rivera Vivanco, la candidata perdedora de Morena, y porque le dijo que sería su aliado y nunca lo fue.

Y Ramoncito, porque no ha entendido que el marinismo y su escuela política ya son parte de la historia cavernaria de Puebla.

A él y a todo su grupúsculo de aspirantes a políticos ya nadie les cree.

Que pena de jovenazo, porque lo que debió aprender bien del marinismo fue a hacer negocio, desde luego, y todo lo malo para no volverlo a repetir en la historia de Puebla.

Los votos obtenidos por el PES en Puebla, de acuerdo al 100% del cómputo de las actas, es de 55 mil 372 votos, es decir el 2.21% de la votación. Mientras que Fuerza México logró 67 mil 815 sufragios, el 2.71% de la votación.

Finalmente, RSP registró un total de 48 mil 386 votos, lo que marca el 1.93% de la votación.

¡Juzgue, usted!

poncharelazo@yahoo.com.mx

En twitter: @poncharelazo

Facebook: Alfonso González

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here