Posdata

Alfonso González

Son varios los polémicos temas que deberá abordar, tratar y resolver el Congreso del Estado antes que concluya el 2021, los cuales pondrán a prueba a los 41 diputados que integran su LXI Legislatura, encabezada por el morenista Sergio Salomón Céspedes Peregrina.

Y es que derivado de las últimas iniciativas y propuestas enviadas por el gobierno del estado y por el Ayuntamiento de Puebla, el Poder Legislativo parece estar entrampado y sin salida.

Y lo digo de esta forma porque el tema del transporte, en particular el de los mototaxis es un asunto delicado que ya generó controversia, pero, sobre todo, mucha molestia entre usuarios y transportistas.

El Congres local aprobó recientemente la nueva Ley del Transporte, la cual permite la operación y circulación de los mototaxis en Puebla, además que promueve que las mujeres conduzcan el transporte público, mercantil y ejecutivo.

El gobierno pasado prohibió los mototaxis por considerarlos inseguros, incluso se ejecutaron operativos para cazar y decomisar estos vehículos que siguen imperando principalmente en comunidades apartadas de la ciudad.

De acuerdo al Presidente de la Junta de Gobierno y de Coordinación Política del Congreso, el diputado Sergio Salomón Céspedes, los mototaxis son un tipo de transporte que no puede negarse a la realidad.

Explicó, a quien esto escribe, que la nueva Ley del Transporte lo que ordena es regularizarlos, toda vez que operaban prácticamente al margen de la ley y sin un orden específico.

Ayer, Samuel Méndez Díaz, vicepresidente de la Unión de Transportistas, anunció que exigirán al gobierno del estado les autorice a los concesionarios un incremento a la tarifa del pasaje, además de que no se legalice la circulación del mototaxi, por inseguro, pues de lo contrario realizarán un mega paro de actividades el próximo viernes 10 de diciembre.

¿Lo permitirá el gobierno del estado?

¿Un incremento a la tarifa del transporte en estos tiempos de Covid, pandemia y crisis económica?

Francamente, veo muy difícil que esto suceda.

Eso sí, tanto el gobierno como el Congreso del Estado deberán dar argumentos sólidos para evitar que las pretensiones de los transportistas se vuelvan un problema y hasta una realidad.

Y tampoco creo posible la exigencia de los concesionarios debido a que a la fecha no han cumplido ni con la modernización de sus vehículos, ni con la capacitación de sus conductores, ni mucho menos con mejorar las condiciones de trabajo que ofrecen.

¿Cómo exigen algo si ellos mismos no cumplen?

Otro tema que podría generarle un gran dolor de cabeza a los diputados y a su líder, es el cobro del alumbrado público, el famoso Derecho de Alumbrado Público (DAP).

Ya el Cabildo de la ciudad avaló el impuesto; sin embargo, ahora les toca a los diputados actuar, entrarle al tema y aprobar o rechazar esta iniciativa del municipio, la cual, en el pasado, ya fue condenada, reprobada y rechazada por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

El tema se va a poner bueno porque la mala situación del país no está como para nuevos impuestos, o nuevas tarifas sobre los servicios púbicos que el gobierno de la ciudad está obligado a brindar a los ciudadanos.

Habrá que recordar que los especialistas pronostican que el 2021 cerrará con una inflación superior al 7%, provocada o no por el Covid y la pandemia, pero con una importante crisis que golpeará los bolsillos de los mexicanos.

Si el Congreso del estado avala el cobro del DAP, entonces el resto de los municipios y ayuntamientos en Puebla también podrán exigirlo, así que tendrán que analizarlo bien.

Y el ultimo de los temas que tiene que ver con el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) y su opaca operación en pro de los animales en el estado, es el referente a las corridas de toros en Puebla.

Ayer en la CDMX, en el Congreso del Estado, se aprobó en la Comisión de Bienestar Animal, el dictamen que reforma varias disposiciones a la Ley de Protección a los Animales de la Ciudad de México.

El objetivo es prohibir la celebración de espectáculos en los que se maltrate, torture o prive de la vida a toros, novillos y becerros. Las corridas de toros terminarían por completo si esto pasa.

La propuesta fue presentada por el vicecoordinador de la bancada del PRD, Jorge Gaviño, quien presentó la iniciativa con proyecto de decreto por el que se reforma el numeral 1 del inciso B, del artículo 13 de la Constitución Política de la Ciudad de México.

El dictamen será presentado los próximos días ante el Pleno del Congreso en donde se buscará aumentar las multas a quienes realicen este tipo de espectáculos en la capital, las cuales pueden ser de hasta 4 millones 900 mil pesos al día.

Esta norma señala que en la capital se reconoce a todos los animales como seres sintientes y, por lo tanto, deben recibir trato digno, y toda persona tiene un deber ético y obligación jurídica de respetar la vida y la integridad de los animales.

¿Y en Puebla para cuándo?

Vamos a preguntarle al PVEM cuándo propone la misma iniciativa.

poncharelazo@yahoo.com.mx

En twitter: @poncharelazo

Facebook: Alfonso González

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here